Daniel Bosque: Así Lo Veo Yo
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

OPINIONES

Gloriagate x 2. Bosque: Pijamas parties y aportantes VIP. Villalonga: ¿Ni un Lava Jatito?

MINING PRESS/ENERNEWS

DANIEL BOSQUE*

Recomiendo la lectura del interesante análisis del periodista Julio Villalonga, reproducido al pie de este comentario.

Porque me parece que sintoniza con humores sociales. No de todo el mundo, obviamente. Lo cual hoy es imposible ya que la última vez que hubo consensos ciudadanos importantes fue cuando todos queríamos que se fueran del poder los militares, hace 35 años.

Frente al Gloriagate hoy pueblan el país tres grandes tribus: los férreos opositores al mundo K, que viralizan entusiasmados todo este esándalo; los ká que lamentan las noticias y que, con matices, han decidido no creerlas y abonar la teoría del complot; la amplia franja no embanderada, que sigue también asombrada a las crónicas de Comodoro Py.

Como bien lo describe Villalonga, ha llamado la atención el rally de arrepentimientos y excarcelaciones exprés de las últimas horas, bajo el paraguas de la Ley 27.304, conocida como del arrepentido. Si sigue esta tendencia, la alcaidía de tribunales quedará vacía en breve, tras las felices coartadas de que no hubo coimas sino aportes a campañas electorales. No ''truchos'', sino ''cool'', de ''beautiful people'' acosada por la tenaz extorsión de funcionarios malévolos.

Ir preso por robarle al Estado en la Argentina es algo fácil de pagar. Porque el Código Penal, que hace un año largo está en manos de una comisión para reformarlo, tiene penas leves. El artículo 248 y otros, excarcelables, que no dan ni para la prisión preventiva. Por eso los jueces comienzan sus imputaciones con la figura de la asociación ilícita, un ardid tribunalicio que los penalistas avezados saben de sobra cómo desarmar. Te pares como te pares frente al tema cuadernos, llama la atención como las novedades van naturalizando el ilícito, con la descripción mediática de roles, como el de los ''valijeros vip'', respetables ejecutivos de empresas que hacían algo normal: llevar dinero oscuro a los gobernantes, y de yapa unos vinitos.

¿Dónde tengo qué firmar señor juez? ¿Ya me puedo ir? Gracias por todo, llámeme y le cuento más cosas.

OPINIÓN

Los cuadernos de Centeno: ¿Ni un Lava Jatito?

La Gaceta Mercantil

 

JULIO VILLALONGA*

 Las revelaciones sobre los cuadernos del chofer de Roberto Baratta y sus derivaciones judiciales transitan por una cornisa: el empresario y primo presidencial Ángelo Calcaterra se apresuró este lunes a llegar primero a los tribunales federales de Comodoro Py para contarle una obviedad al juez Claudio Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli: que él le daba las órdenes a Héctor Sánchez Caballero, el ex CEO de IECSA, su constructora, para hacer los aportes ilegales a las campañas electorales del Frente para la Victoria. Y que esos aportes eran de mucha menor cuantía que los 8 millones de dólares que el remisero escribió que le entregaron al ex número 2 de Julio de Vido. Poco después, Sánchez Caballero se acogió al régimen de imputado colaborador y repitió la letra de su ex jefe.

Como una catarata, los empresarios detenidos de las otras empresas del cartel de la obra pública se sumaron luego a la estrategia de los abogados de Ángelo, y recitaron ante el juez y el fiscal que hicieron aportes en negro a las campañas pero jamás pagaron una coima para quedarse con un negocio con el Estado.

En suma: que Calcaterra nunca le hizo un aporte ilegal a las campañas del PRO, de su primo Mauricio Macri, o de otras agrupaciones políticas que no fueran la de los Kirchner; y lo mismo aplica a los demás empresarios. Hasta aquí, unas declaraciones muy convenientes. Pero increíbles.

En adelante estará en manos del fiscal (el mismo que trabajó con Macri cuando presidía Boca) y del juez, un enemigo jurado de Cristina Kirchner, la recolección de la prueba que le dé carne a estos testimonios. Los cuadernos sirvieron de guía para conducir esta etapa de la causa, pero aunque toda la información sea plausible y sea un secreto a voces que la política se financió todos estos años de esta manera, ahora deberán probarse las acusaciones.

Si alguien financió mayoritariamente en negro una campaña electoral puede suponerle una condena a tres años de prisión, monto por el cual el delito es excarcelable. No sucede lo mismo si se trata de haber sobornado a un funcionario para quedarse con una determinada obra pública. Aceptar el primer delito indica que los empresarios han llevado una contabilidad paralela que les permitía invertir ingentes recursos en aceitar la maquinaria política. Pero, por poca plata que fuera, según la versión Calcaterra, ¿lo hicieron a cambio de nada? Luce como una notable inconsistencia.

No parece posible que se puedan reducir las actuales revelaciones a un caso de desprolijidad contable. Bonadio y Stornelli ya no tienen vuelta atrás.

Casi todos los partidos políticos se han manejado con financiación ilegal, incluido el actual oficialismo. ¿Estará dispuesta Lilita Carrió, hoy convertida en faro moral de la Nación, a avanzar hasta las últimas consecuencias? ¿Lo estará el propio Presidente?

El "dolor" por la situación que atraviesa su primo no le impidió atenderle un llamado este fin de semana para enterarse (¿o sugerirle?) que se presentara rápido para seguir libre y por un delito menor. Otra desprolijidad.

El operativo jurídico-mediático parecía sin fisuras el viernes pasado, pero no todo está bajo control en Balcerce 50.

El centro del escándalo es la obra pública de la "década ganada", con fuertes raíces en los decenios anteriores. IECSA, SOCMA y Techint, tanto como Lázaro Báez, Cristóbal López, José López o Ricardo Jaime son siglas y nombres que participaron en todos los negocios que el Estado podía proveer, no sólo de la construcción de rutas, represas o centrales nucleares sino también de la importación de gas oil, la distribución de gas o la generación de energía eléctrica. Todo el establishment local intervino de una u otra manera en esos jugosos negocios. ¿Llegará al fondo, caiga quien caiga, la investigación de este juez federal y su fiscal? Hay muchos ojos mirando, aquí y afuera.

Se afirma que estamos asistiendo a un Lava Jato argentino y que, si durante el kirchnerismo se hicieron obras por más de 200.000 millones de dólares, las coimas circulantes habrían equivalido al 10 por ciento o más.

Se estima que en el sector de la Energía, que De Vido y Baratta manejaban con minucioso rigor, los negocios superaron los 50.000 millones de la divisa estadounidense.

Pretender a esta altura que se lleve adelante una operación gatopardista y a la vez sesgada, con un solo ojo o con una mirada maniquea, puede llegar a tener consecuencias muy peligrosas para todos los involucrados, jueces, políticos y empresarios.

El periodista Carlos Pagni no quería decirlo pero lo dijo. En el video que acompaña a esta columna se lo puede escuchar. En alusión al escándalo de los cuadernos, un ministro le dijo: "Si no hay pan, que haya circo". ¿Es cierto? ¿Ese es el ánimo del Ejecutivo detrás de este episodio? Más incertidumbre. 

Ya comenzaron a surgir algunas voces que advierten que Brasil atravesó dos largos años de recesión por las investigaciones del juez Sergio Moro, que llevaron a la cárcel a decenas de políticos y empresarios gracias a las delaciones "premiadas", muy cuestionadas en su momento. Después de la crisis por la "mala praxis" cambiaria de mayo pasado la recesión aquí ya es palpable y el Gobierno solo espera que sea breve, aunque no hay manera de saber cuánto durará.

Se abrió una "Caja de Pandora" y no hay nadie entre los aprendices de brujo presentes que parezca conocer la manera de cerrarla.

* Director de gacetamercantil.com

Volver a la Home
  1. (Escribe Daniel Bosque) Gioja y Solanas: Delete, delete y marxismo puro
  2. Escribe Daniel Bosque: Vale y Bolsonaro, gigantes con pies de barro
  3. Escribe Daniel Bosque: Brumadinho, un enorme paso atrás para la minería mundial
  4. Escribe Daniel Bosque: El aniversario más triste entre la barbarie y el silencio
  5. Escribe Daniel Bosque: El tarifazo bueno y los tres chiflados
  6. Escribe Daniel Bosque: Urnas, crisis y culebrones en Brasil
  7. Escribe Daniel Bosque: Mendoza, entre querer, creer y poder
  8. Escribe Daniel Bosque: ¡Ponga cuatro pesos y enter! Decreto: La norma de las retenciones argentinas
  9. Escribe Daniel Bosque: En el mismo lodo, todos manoseados
  10. Aborto: Argentina dijo No. Bosque: La primavera es inexorable
  11. Escribe Bosque: Gloriagate, entre creer o reventar
  12. Escribe Daniel Bosque: Plegarias de la minería argentina a la Pachamama
  13. Escribe Bosque: El Abeceb minero tiene cara de mujer
  14. Daniel Bosque: Nuevas caras ¿Otros rumbos?. Julio Villalonga: Los nuevos desafíos
  15. Escribe Daniel Bosque: Los ricos también lloran
  16. (Escribe Bosque) Dos Corea: Una paz con mucho sabor a mineral
  17. Escribe Daniel Bosque: The Energy Game of Thrones
  18. Escribe Daniel Bosque: Manual del 8-M para machistas-leninistas
  19. (Escribe Daniel Bosque) Vení vení, explorá conmigo
  20. Escribe Daniel Bosque: Carta de la minería argentina a los Reyes Magos
  21. Escribe Daniel Bosque: Quién perdió más con la Reforma Previsional
  22. Escribe Daniel Bosque: ¡Viva Perdón carajo!
  23. Escribe Daniel Bosque: ARA San Juan y un país de náufragos sin lágrimas
  24. Escribe Daniel Bosque: Je suis Aranguren
  25. Escribe Daniel Bosque: El discurso del Rey
  26. Escribe Daniel Bosque: A yellow country para todos y todas
  27. Escribe Daniel Bosque: Crónicas de la Argentina bipolar
  28. Escribe Daniel Bosque: Huala y Abimael, dos senderos
  29. Escribe Daniel Bosque: Decime la verdad ¿qué tal estuve? (y la entrevista completa)
  30. (Escribe Bosque) Barcelona en whatsapp: El terror en los tiempos del morbo
  31. (Escribe Daniel Bosque) Solos en la madrugada
  32. (Escribe Bosque) Viva Julio, chau Lava Jato
  33. Daniel Bosque: Lula y Cristina: ¿Casi dos hermanos? / Juan Arias: Brasil, sin fiestas
  34. Escribe Daniel Bosque: Porqué De Vido no irá preso
  35. Escribe Bosque: El debut de Shandong en Veladero
  36. (Escribe Daniel Bosque) Y encima, el Mantagate
  37. (Escribe Bosque) Aquellos pibes de la Era Gutemberg
  38. (Escribe Bosque) Aplausos suicidas al bye bye París
  39. (Escribe Daniel Bosque) Odebrecht en Argentina: It takes two to tango
  40. (Escribe Daniel Bosque) Choripanes, globos y huelgas esperando al WEF
  41. Daniel Bosque sobre Veladero: "En la cancha se ven los pingos"
  42. (Escribe Daniel Bosque) ¿Dime chaval, Mauricio tiene algún futuro?
  43. (Escribe Daniel Bosque): Resucitando a Vaca Muerta. (Ignacio Zuleta): El pacto que moja la oreja K
  44. (Escribe Daniel Bosque) Retenciones al Senado: la minería argentina contraataca (como puede)
  45. (Escribe Bosque) Ese Acuerdo Federal tan temido
  46. (Escribe Daniel Bosque):Las lecciones de Veladero II
  47. (Escribe Daniel Bosque) Pobreza argentina a full y las instrucciones para llorar
  48. (Escribe Bosque) Veladero II: La purga de San Juan. Hablan Machuca, Maidana, Hensel y Uñac
  49. (Escribe Daniel Bosque) Veladero II: ¿Cómo volver a empezar?
  50. (Escribe Bosque) Brasil, un Gran Hermano en problemas
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual