Daniel Bosque: Así Lo Veo Yo
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

CELEBRACIÓN

Escribe Daniel Bosque: Soy periodista, nadie es perfecto

ENERNEWS / MINING PRESS

DANIEL BOSQUE*

“No necesito silencio / Yo no tengo en que pensar / Tenía pero hace tiempo / Ahora ya no pienso más” (Atahualpa Yupanqui)

“¿Le gustan? Son suyas, se las mando a su casa”. Me dice socarrón el dueño de un gran holding de medios de Sudamérica, frente a cuatro rotativas que duermen una larga siesta de lunes a viernes. Apenas, revivirán el fin de semana para editar suplementos color que miles de suscriptores de la tarjeta shopping del matutino despreciarán en sus casas porque ya adoptaron la tablet o el celu para enterarse de lo que pasa.

Agoniza la prensa de papel, impensado salvo por futurólogos hace una década, y desaparecen velozmente decenas de oficios y miles de empleos en el planeta. No sólo periodistas. En algunos países parece otra era glaciar. Y paralelamente, en todos lados, el negocio de informar es atenazado por el recorte, evidente o solapado de las libertades democráticas. Como en Fahrenheit 451, la novela de los años 50 en la que eran quemados los libros y sus lectores.

El porvenir, la generación Z tan mirada, está creciendo sin el faro de la mass media. Los picos de audiencia y lectura sólo acontecen por catástrofes o noticias de impacto. Todavía.  Los medios sobrevivientes han tirado por la borda a miles de informadores que aún se sentían en edad de merecer. Desde su debilidad contra Google, Facebook y Amazon, la industria de la noticia diaria intenta un reparto compulsivo de la renta declinante.  Me pagas y me lees, le dice al lector. Usas lo mío pero me pagas, le reclama a las plataformas que han derrumbado el negocio.

Prendé la tele o bajate el streaming ¿Para quién sonríen Xi y Putin, líderes de donde no hay ni internet libre ni democracia. O Bolsonaro y Macri, de donde no hay tranquilidad ni cuentas que cierran? Donald Trump, el gran provocador, dice que los periodistas son los peores sujetos de la Humanidad. Hay “operaciones multi mediáticas paralelas”, advierte nuestro Papa Francisco, flamante adherente a la denuncia del lawfare, la difundida teoría sobre una persecución caprichosa de políticos que no serían corruptos, contra cualquier evidencia.

Allá lejos, en los 80, pre internet, creció en el mundo la red Periodistas Sin Fronteras, que denunciaba cárceles, torturas y asesinatos en países remotos. Desde entonces, miles de informadores han sido exterminados o silenciados por políticos, narcos y mafias. Una solución lapidaria de ejecutar aquel “Por qué no te callas”, el apotegma de Juan Carlos I a Chávez, antes de que el primero abdicara en su torbellino real y de que el fin del sudamericano le abriera las puertas a su satánico sucesor.

Nadie está a salvo en el pulso intenso entre el poder y la prensa.  Escuchada por los espías, tentada por gobiernos y  peces gordos, ninguneada por los incómodos de turno. Ni siquiera en Australia, hoy dice el periódico, ese paraíso soñado, donde el gobierno la acusa de traicionar a la nación.

Ser periodista sigue siendo singular. Aún cuando entre tanta network  generar información y analizarla parezca un ejercicio circular y sencillo. En la Argentina los periodistas tienen un día en que sponsors y lectores saludan esta adicción a la novedad. El gran páramo original que luego viró a nación es la historia de su prensa. No sólo por Sarmiento y Mitre. Masones o no, buena parte de las calles de Buenos Aires recuerdan a gentes que escribían en tinta olorosa sus sueños y delirios de la pampa con puerto con vocación de imperio.

Todo mucho antes de este enjambre que procura a los codazos públicos en la web, con más visual que contenidos, para desesperación del lenguaje y la cultura. "Vos que sabés ¿esto es una fake news?" me preguntan varios amigos a la vez. Como en 1984 de George Orwell les ha llegado una increíble historia, tan bien hilvanada que parece veraz. "No tengo idea, voy a chequear", le digo. Y mis pulgares se hunden en el android, likeando y deleteando millones de bites/día que estrujan el cerebro.

En el bar, los porteños gritan como siempre, jamás van a cambiar. Desde un televisor, un candidato le dice a los movileros: "son todas mentiras de la prensa". Esto me suena, ya lo escuché en alguna parte. Feliz Día del Periodista.

* Director de Mining Press y EnerNews

Volver a la Home
  1. Escribe Daniel Bosque: Permuto inflador de globos por bombo y tamboril
  2. Escribe Daniel Bosque: Papá cumple 100 años
  3. Daniel Bosque: Salud a Parlamentario y su periodismo de raza
  4. Escribe Daniel Bosque: Dame otro panqueque porfa
  5. Bosque: Olvidarse en Argentina de grandes proyectos mineros
  6. Escribe Daniel Bosque: Bienvenido a Insultilandia, póngase cómodo
  7. Escribe Daniel Bosque: Gorilas en la Niebla III (o yendo del shopping al chori)
  8. Escribe Daniel Bosque: Amor y sangre gitana en Congreso y la Feria del Libro
  9. Escribe Daniel Bosque: No nos une el Metrobus sino el espanto
  10. Escribe Daniel Bosque: Notre Dame y las chapuzas low cost
  11. Escribe Daniel Bosque: Ha vuelto el Matador
  12. Escribe Daniel Bosque: La minería argentina entre la PDAC, el Fraser y las urnas
  13. (Escribe Daniel Bosque) Gioja y Solanas: Delete, delete y marxismo puro
  14. Escribe Daniel Bosque: Vale y Bolsonaro, gigantes con pies de barro
  15. Escribe Daniel Bosque: Brumadinho, un enorme paso atrás para la minería mundial
  16. Escribe Daniel Bosque: El aniversario más triste entre la barbarie y el silencio
  17. Escribe Daniel Bosque: El tarifazo bueno y los tres chiflados
  18. Escribe Daniel Bosque: Urnas, crisis y culebrones en Brasil
  19. Escribe Daniel Bosque: Mendoza, entre querer, creer y poder
  20. Escribe Daniel Bosque: ¡Ponga cuatro pesos y enter! Decreto: La norma de las retenciones argentinas
  21. Escribe Daniel Bosque: En el mismo lodo, todos manoseados
  22. Aborto: Argentina dijo No. Bosque: La primavera es inexorable
  23. Gloriagate x 2. Bosque: Pijamas parties y aportantes VIP. Villalonga: ¿Ni un Lava Jatito?
  24. Escribe Bosque: Gloriagate, entre creer o reventar
  25. Escribe Daniel Bosque: Plegarias de la minería argentina a la Pachamama
  26. Escribe Bosque: El Abeceb minero tiene cara de mujer
  27. Daniel Bosque: Nuevas caras ¿Otros rumbos?. Julio Villalonga: Los nuevos desafíos
  28. Escribe Daniel Bosque: Los ricos también lloran
  29. (Escribe Bosque) Dos Corea: Una paz con mucho sabor a mineral
  30. Escribe Daniel Bosque: The Energy Game of Thrones
  31. Escribe Daniel Bosque: Manual del 8-M para machistas-leninistas
  32. (Escribe Daniel Bosque) Vení vení, explorá conmigo
  33. Escribe Daniel Bosque: Carta de la minería argentina a los Reyes Magos
  34. Escribe Daniel Bosque: Quién perdió más con la Reforma Previsional
  35. Escribe Daniel Bosque: ¡Viva Perdón carajo!
  36. Escribe Daniel Bosque: ARA San Juan y un país de náufragos sin lágrimas
  37. Escribe Daniel Bosque: Je suis Aranguren
  38. Escribe Daniel Bosque: El discurso del Rey
  39. Escribe Daniel Bosque: A yellow country para todos y todas
  40. Escribe Daniel Bosque: Crónicas de la Argentina bipolar
  41. Escribe Daniel Bosque: Huala y Abimael, dos senderos
  42. Escribe Daniel Bosque: Decime la verdad ¿qué tal estuve? (y la entrevista completa)
  43. (Escribe Bosque) Barcelona en whatsapp: El terror en los tiempos del morbo
  44. (Escribe Daniel Bosque) Solos en la madrugada
  45. (Escribe Bosque) Viva Julio, chau Lava Jato
  46. Daniel Bosque: Lula y Cristina: ¿Casi dos hermanos? / Juan Arias: Brasil, sin fiestas
  47. Escribe Daniel Bosque: Porqué De Vido no irá preso
  48. Escribe Bosque: El debut de Shandong en Veladero
  49. (Escribe Daniel Bosque) Y encima, el Mantagate
  50. Escribe Daniel Bosque: Aquellos pibes de la Era Gutemberg
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual