Debate

ANÁLISIS

Gajardo: ¿Quién destruyó la Secretaría de Minería?

¿Quién destruyó la Secretaría de Minería?

MINING PRESS/MDz

EDUARDO GAJARDO

En medio de la preparación de la política minera que le presentará el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, al gobernador Alfredo Cornejo, se genera fuerte ruido en una repartición que debería ser fundamental para el desarrollo de la actividad. Se trata de la Secretaría de Minería, organismo que está prácticamente desmantelado y que, además de los reclamos del sector, es nicho de fuertes rumores de aprovechamiento político.

Con la actividad minera en constante cuestionamiento desde hace más de una década, la secretaría pasó a un segundo plano por efectos de la gestiones que le tenían miedo a la palabra "minería" y se descuidó el desarrollo -incluso- de la segunda y tercera categoría, las cuales no tienen reparos para su desarrollo.

Esta situación fue denunciada por la Cámara de Empresarios Mineros de Mendoza, a través de una dura nota que entregaron a Enrique Vaquié y el mismo Guiñazú, en la que directamente señalaron que en las últimas gestiones se "vació" la secretaría al nivel que ni siquiera tiene un agrimensor que pueda actuar en terreno. Como contraparte, el organismo tiene completos sus cupos de abogados y escribanos, algo que llama la atención si se considera que casi no hay movimientos de expedientes y los que se mueven, curiosamente, son de empresas con irregularidades.

Como la cuestión ya pasa de la curiosidad al alerta, la cámara pidió al Gobierno provincial que se realice una auditoría interna sobre el estado de los expedientes que circulan.

Aunque la CAMEM no lo menciona en su texto, fuentes del Ejecutivo señalan que los problemas surgieron con la gestión del actual director de Minería, Carlos Molina, uno de los sobrevivientes de la gestión Pérez, y que quedó ahí por una negociación de un exministro justicialista con el PRO.

La historia de Molina está ligada a Rolando Baldasso, extitular de Infraestructura de Francisco Pérez, el mismo que hoy es funcionario de Luján de Cuyo, hasta donde de la mano del presidente del PRO, Omar de Marchi. En la "repartija" de cargos al PRO le tocó la mencionada secretaría y Baldasso sugirió mantener en el cargo a Molina, lo que negoció con el actual intendente lujanino.

En un espacio lleno de abogados y sin técnicos lo que menos hay es movimiento, tanto así que en la actualidad el trabajo en expedientes es casi nulo, especialmente en proyectos grandes o "conflictivos" de minería de primera categoría como San Jorge o Paramillos. Considerando eso y otros casos, la CAMEM pide que se explique por qué se ha "derogado de facto" el Código de Minería en algunas zonas de la provincia.

Lo que reclaman es que en las denominadas "zonas conflictivas" directamente se paralizaron todos los trámites relacionados con la actividad minera, en consecuencia que no se cumple con el rol de control y promoción de la actividad, no sólo en la primera categoría, sino que también en la segunda y tercera. La cuestión es quién decidió que esto fuera así, porque el que lo hizo está faltando a sus deberes como funcionario. 

Esta situación, sin un razón técnica que lo justifique, es directamente una decisión política que buscó evitar conflictos, pero que fue sepultando una actividad lícita que puede entregar beneficios a la provincia. Por eso, no extrañó que con la llegada de la nueva administración se bajaran muchas concesiones y se intentara "ordenar el naipe", porque el desorden es grande y, por ejemplo, en las ripieras o emprendimientos mineros de segunda y tercera categoría se apuraba a las empresas que funcionaban legalmente, mientras los "ilegales" aumentaban sin ningún tipo de control.

En ese sentido, en los pasillos de la secretaría se menciona el caso de "una empresa" que robaba el material de una concesión legal, incluso utilizando explosivos. Al ser denunciada y cuestionada, inició los trámites para "regularizar" su situación y de manera casi express logró "ordenarse" y obtener la Declaración de Impacto Ambiental para operar. Todo fue muy rápido, al contrario de lo que ocurre con el resto de los expedientes.

La cuestión es que -según fuentes de oficialismo y oposición- esa empresa que pasó rápidamente por uno de los espacios más lentos de la administración pública, estaría vinculada a dirigentes del Partido Justicialista.

La dirigencia que estuvo al frente de la Provincia le puso freno al desarrollo de la minería de primera categoría por una cuestión de costos políticos y electorales, pero de paso se encargó de destruir las otras dos categorías, segunda y tercera, las que no tienen reparos y durante años ha mantenido muchas familias en la provincia.

Más allá de lo que suceda con la política minera que propondrá Guiñazú, el alerta está en un organismo que tiene problemas y que tiene un rol importante en una provincia que necesita del desarrollo de esta industria, en los niveles que considere la autoridad. Por ahora, es más lo que se destruye que lo que se avanza.

Volver a la Home
  1. Eyzaguirre: Peligros de una revolución verde
  2. Cobre baja por inventarios. Experto: Producción chilena en riesgo
  3. Pereyra: Nada nuevo bajo el sol de Neuquén
  4. Laborda: Macri y la tormenta brasileña. Oppenheimer: Corrupción en la región
  5. Pagni: Monumental crisis de legitimidad
  6. Cortés Simón: Gas natural en Transantiago
  7. Carlos Pagni: Deficiencias argentinas ante el espejo chino
  8. Roucco (CEDyAT): Otra oportunidad para las centrales nucleares
  9. Economista: Reservas de oro en Bolivia
  10. Laborda: El bolsillo golpea al gobierno
  11. Pagni: Negocios oscuros, Vaca Muerta y OPS
  12. Ricardo Alonso: Pioneros del azufre en Salta
  13. Freddy Gutiérrez: Arco Minero, república dentro de otra república
  14. Lagos: Ley laboral y minería
  15. Larraín: Chile, volver a crecer, con todos
  16. Minería y desarrollo de las comunidades en Perú
  17. Bosch: El futuro de la Ley de Generación Distribuida
  18. Viceministro de Minas Colombia: Minería bien hecha es posible
  19. Laborda: Atraso del dólar y debate
  20. Campodónico: Precios de los minerales y planificación
  21. AmCham: Desafíos a un año de la Ley de Renovables
  22. Marcos (Sinergia): ESCO, la oportunidad frente al tarifazo
  23. Ingeniero Hirschfeldt: Cuenca San Jorge, entre crisis y desafíos
  24. Instituto de Bioética: Minería con prudencia
  25. Escribe Ferreres: El desarrollo industrial argentino
  26. Dante Sica: A la espera del segundo semestre
  27. Escribe Polizzotto: Veladero y la solidaridad minera
  28. Soto: El aporte de la tecnología en el sector minero
  29. Escribe Carlin: Los locos románticos del ‘Brexit’
  30. Larraín: China gran oportunidad. Cesarin: Hacía nueva relaciones
  31. WEF: Remy (Dow), energía en el centro de la competitividad
  32. Lellis (KPMG): Desafío de la infraestructura argentina
  33. Laborda: La Rosada entre el aikido recuperar la calle
  34. Álvaro Merino: Minería, cuentas nacionales y crecimiento en Chile
  35. Daniel Bosque sobre Veladero: "En la cancha se ven los pingos"
  36. Oppenheimer: EEUU regala excusa a Cuba y Venezuela
  37. Gadano: Desarrollo nuclear argentino. Fraga: La clave del viaje a Holanda
  38. Zuleta: La batalla que se viene por el "compre nacional"
  39. Escribe Ricardo Alonso: El explorador Leopoldo Arnaud
  40. Experto: Financiar la obra pública con inversión privada
  41. Campodónico: En Petroperú no basta la regla de 3
  42. Guadagni: Superar el retroceso energético
  43. Escribe Ricardo Alonso: El arte de matar libros
  44. Bruce: Cuando la oportunidad pasa de largo
  45. Bonelli: Inversores y CF presa. Kirschbaum: Onda expansiva y corrupción
  46. Fraser vs. Chile: Escriben García Hurtado y Francisco Orrego
  47. De Castro y Polizzotto: Dos miradas sobre la minería y su comunicación
  48. Asís: Karma del apellido y escándalos autogenerados. Scibona: Medio lleno, medio vacío
  49. Diego Dillemberger: ¿El modelo de Shell vale para Macri?
  50. Woods (CEO Exxon): Futuro, oportunidades y desafíos
Reciba Mining Press
 

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual