Debate

OPINIÓN

Escribe Polizzotto: Veladero y la solidaridad minera

Barrick: ¿De quién es la soberbia? Sólo espero sensatez en la minería como en las personas

MINING PRESS

ANDREA POLIZZOTTO*

Mucho se habló durante los últimos días, que el incidente ocurrido en Veladero, tiene mucho que ver con la soberbia de los gerentes de turno y  lo que demostró una vez más, la soberbia y falta de compromiso y solidaridad de todo el sector: profesionales, ingenieros, prestadores y proveedores mineros en general.

Barrick no es un mundo aislado dentro de la actividad minera, la forma extractiva con cianuro y a cielo abierto no es privativa de Barrick.

No hay una sola empresa, grande o pequeña, que  pueda prestar directa o indirectamente, algún servicio a Barrick, que no quiera ingresar a sus registros como prestador o proveedor. Y cuantos profesionales, ingenieros y demás que se hicieron ricos, gracias a Barrick, y una vez más, y ante un nuevo hecho, se esconden, como lo hicieron siempre, ya que la respuesta cuando hubo que defender la actividad o la compañía siempre fue la misma “No queremos figurar". Pero sí queremos las transferencias bancarias, por no decir los bolsos de dinero. Basta de hipocresía, a todos, me refiero a toda la cadena de valor.

Es preferible, y más loable, el activismo desinteresado de los ambientalistas, que defienden el agua y el ambiente donde habitan ellos, sus hijos, en el presente y por su posteridad, a leer comentarios y artículos de, a estas alturas “pseudomineros”.

Hay que sacarse de una vez por todas las caretas. El gobierno de turno deberá analizar qué hacer con Barrick y con cada uno de, hoy, detractores que facturan y facturaron grandes sumas a la compañía. Las crítucas deberían ser constructivas, de puertas adentro, ayuar a todos, incluida a la minería y el ambiente. Hoy la lucha es contra la soberbia de los nuevos gerentes y la única soberbia que figura estos días es de los mismos que hace un par de meses adulaban a la actividad.

Nunca hubo en una plaza manifestaciones de quienes viven de la minería, ningún empleado o familiares defendieron su fuente de trabajo.No habría interés más legítimo que ese, y nunca lo hicieron. Entonces, "Bienvenidos ambientalistas, celebro la sensatez".

Al menos ellos si son leales y consecuentes con su accionar, algo de sensatez corre por sus venas. Hoy es preferible la lealtad, eso que se defiende sin terceros intereses, desde la misma entraña de las personas, a la hipocresía de algunos pocos pseudomineros.

Es bueno que a la minería le vaya bien y que la compañía modifique todo lo que tiene que modificar y si es necesario construir un nuevo Valle de lixiviación que así lo haga, y si se tiene que ir que se vaya. 

Hay quienes les faltan el respeto a la actividad, a la solidaridad recibiendo grandes sumas o aprovechan los incidentes para extorsionar y exigir más. Sería bueno que Barrick tome nota de todas las opiniones y cuando vayan a pedir también deban rendir cuentas.

Realmente, por San Juan y por muchos trabajadores, sería bueno que este hecho se resuelva de la mejor manera posible. La industria minera, es la actividad más importante para el desarrollo de la economía local, además provee mucho más que recursos económicos.

“LAS MINAS SON FACTOR DE DESARROLLO DE LOS PUEBLOS, YA QUE CIVILIZAN A LA PAR QUE PUEBLAN”.-

La minería es una actividad con una larga trayectoria en la provincia y en el país, y proveedora de innumerables recursos. No debemos olvidar los esfuerzo que hicieron nuestro antecesores hasta la actualidad por reactivarla, no debemos olvidar todo lo bueno que nos da.

La historia reconoce en el gobierno de Domingo Faustino Sarmiento los orígenes de la preocupación y acción estatal en San Juan en torno de la exploración y explotación minera. Aunque los logros no fueron muchos, las medidas del gobierno sarmientino inauguraron una larga etapa en la que gobernantes de distintos signos políticos intentaron encaminar la actividad, y el papel del Estado fue determinante para el desarrollo de la minería provincial, ya que durante mucho tiempo se trabajó en estimularla organizándola jurídicamente, generando recursos humanos e incluso participar de manera directa en la producción. A pesar de ello, estas medidas no alcanzaron para un desarrollo sostenido en el tiempo, ya que las condiciones generales por las que transcurrió el país no permitieron, el logro de ese objetivo. Hoy las condiciones están dadas para que esta gran industria se desarrolle de manera sostenida en el tiempo.

San Juan posee un capital minero incalculable, el 80 % del territorio es montañoso, la ubicación geográfica impulsa y obliga a ver en la minería, el principal recurso de desarrollo y obtención de riquezas genuino, pero hay algo que aún limita, y es la escasez de capitales que inviertan para su exploración y explotación, la carencia de infraestructura adecuada y mano de obra especializada. Estos factores hicieron fracasar el intento de convertir a San Juan en un gran centro agrícola-minero. Hoy, el compromiso del gobierno es, invitar a invertir en San Juan, y eso puede revertirse en breve.

Hay que mirar más adentro de las organizaciones, estos incidentes que ocurrieron, no fueron más que errores humanos, hechos que si bien no pudieron preverse, si se podrían haber evitado, a veces quien más información maneja mejores decisiones toma, desde adentro, sabe perfectamente como causar daño, es la forma más evidente de coacción y extorsión que existe. 

El papel del Estado es determinante para el desarrollo de esta actividad, ya que es quien debe estimularla, organizándola jurídicamente, generando recursos humanos especializados –Ingeniería de Minas-, controlando, brindándole beneficios económicos a las empresas, generando un marco de contención, para que desarrollen efectivamente la actividad en la provincia, también es necesario, por parte de las comunidades, el compromiso social, y de las compañías que invierten, el cuidado medioambiental. Que la minería crezca depende de todos, y la licencia social se gana con responsabilidad, seguridad y profesionalismo, pero por sobre todo con comunicación efectiva de cuál es la realidad, de transmitir con verdad, claridad y oportunidad.

Hay que ser conscientes además, que a pesar de ello, estas medidas no alcanzan para un desarrollo sostenido en el tiempo, ya que las condiciones generales por las que transcurre el país y el  mundo, no permiten que se logre este objetivo. De ahí que el compromiso como comunidad debe ser cada vez mayor.

El paso del tiempo ha demostrado que, muy pocas cosas han cambiado en materia de minería, y si bien algo se ha avanzado en materia legislativa y reglamentaria, el manejo de los recursos y la protección y difusión de la actividad, no se ha realizado de la mejor manera, y lo que hoy debería ser llevado como estandarte de la provincia de San Juan, es criticado y aun visto con vergüenza por muchos.

Ya casi no se habla de minería en reuniones sociales y políticas, hablar de minería es hablar de contaminación. "La minería es factor de desarrollo de los pueblos. El aislamiento de los sitios mineros hace que sus pobladores más cercanos no tengan otra posibilidad de progreso y desarrollo, su entorno son sólo montañas, rocaas y mineral, no es la pampa húmeda"

Hay que defender con orgullo sanjuanino la actividad minera

Pero las compañías que deseen venir a invertir y trabajar en San Juan también deben comprometerse con la difusión y defensa de la actividad, ellos no son ajenos a la realidad porque desarrollan su actividad económica dentro de la comunidad.

*Directora de Radio Estación Minera

Volver a la Home
  1. Escribe Villalonga: Novedad política, el trosko-kirchnerismo
  2. Bonelli: Los motivos de la intransigencia de Macri
  3. Petrick Casagrande (IPEN): Energía nuclear genera electricidad limpia
  4. Colodro: Diferencias consistentes. Riesco: Evitar la hecatombe
  5. Escribe Alonso: Los recursos del subsuelo de Salta
  6. Escribe Carotti: ¿La minería no genera "valor agregado"?
  7. Escribe Ricardo Alonso: Rizo Patrón y el vanadio
  8. Kicillof y Bianco: El tiro de gracia de Macri a la industria
  9. Scibona: La recuperación no tapa la debilidad externa
  10. Bonelli: Tragedia marítima, un Estado que maniata la inversión
  11. Acevedo: Hora del sentido común. Rodríguez: El acierto de Chile Vamos
  12. Gobitz: Formalidad, informalidad e ilegalidad en la minería a 2021
  13. Escribe Ricardo Alonso: Azogue, llimpi o mercurio
  14. Escribe Montamat: Consenso vs. populismo en Argentina
  15. Olivera: El capital quiere un peronismo herbívoro
  16. Bonelli: W. St. aplaude y reclama a Macri
  17. Eddy Lavandaio: Minería y turismo
  18. Ruocco (CEDyAT): COP 23, crear el futuro
  19. Bonelli: Reforma laboral, más fuerte que lo esperado
  20. Escribe Capello: Convertir la utopía en igualdad de oportunidades
  21. Ricardo Alonso: Omariniíta, el nuevo mineral
  22. Bonelli: ¿Y si De Vido habla? Pagni: La trama del GNLgate
  23. Larrabure (Prima): La incógnita de Volcan
  24. El País: El poder económico y Macri. Bonelli: Apoyos y reclamos
  25. Ruocco (CEDyAT): De la extracción a las renovables
  26. Arana: La oportunidad de cambio en el Perú
  27. Catterberg (Poliarquía): Porqué ganará Cambiemos
  28. Allende: Codelco, un lujo para cuidar. Rosales: Fuerzas contrapuestas
  29. Castellanos: "Dess-paa-cii-to", PBI peruano y bolsillos ciudadanos
  30. Sarmiento y el sueño minero que no pudo ser
  31. Pagni y Bonelli: Qué hará Macri después de ganar en el 22-O
  32. Granado Cosio: La nacionalización, un mito
  33. Fabián Ruocco (CEDyAT): La corrosión del plan nuclear argentino
  34. Escribe Bonelli: Macri y el freno a la pelea del gabinete económico
  35. Litio x 2: Obsesiones y valor agregado
  36. Debate litio x 2. Guillier: vergüenza y sal. Andrada: burguesía y zapatitos
  37. Lorenzetti: Catástrofes ambientales, desafío mayor
  38. Pagni: Cristina está más sola
  39. Escribe Alonso: Cobalto, el nuevo metal de moda
  40. Escribe Blanco: República argentina, territorio y contratos energéticos
  41. Ingeniero Pacheco: Gas de lutitas (shale gas)
  42. Bonelli: Diferencias por el impuesto a la renta financiera
  43. Escribe Bidaure: La genésis de Cerro Leones, en Tandil
  44. Andrés Oppenheimer: Una tragedia ante nuestros ojos
  45. Escribe Ricardo Alonso: El tesoro de los Alvear
  46. Guadagni: Hacia una energía eléctrica más limpia
  47. Sica: Industria, obsesión de la política económica
  48. Bonelli: La trama económica de acuerdo CFK-Irán
  49. Álvaro Ríos: Corrupción e ineptitud en el sector energético de Ecuador
  50. Hector Huergo: Biodiesel, reacción de manual
Reciba Mining Press
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual