Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

DOS MIRADAS

Luis Sapag: No convencionales, mitos y verdades. Sureda: gas natural vs. renovables

Documentos Especiales Mining Press

De los mitos al conocimiento y la educación

ENERNEWS / La Mañana de Neuquén

POR LUIS SAPAG *

Los reservorios no convencionales de hidrocarburos permitirán la recuperación del autoabastecimiento energético y generarán miles de puestos de trabajo, sin afectar al medioambiente” (Ernesto López Anadón, presidente del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas).

“El fracking generará un desastre ambiental. El Alto Valle de Río Negro y Neuquén se convertirá en una zona de sacrificios en el altar del modelo neoextractivista” (Maristella Svampa, investigadora del Conicet).

Las opiniones de estos destacados actores ejemplifican los mitos que se crean y recrean alrededor de las inmensas riquezas de Vaca Muerta y los reservorios no convencionales de la cuenca neuquina. Todos los días hay noticias que parecen avalar ambas posiciones: tanto un contrato de explotación con una gran empresa multinacional como un derrame petrolero suelen ser leídos como ratificaciones de las visiones ultraoptimista o ultrapesimista. Siempre hubo movimientos sísmicos en nuestra provincia, ahora serían causados por el fracking; desde hace un siglo Neuquén crece apoyado en el petróleo y el gas, ahora sería capaz, sola, de sacar adelante la economía argentina.

Lo cierto es que crecemos en población y riquezas, pero el petróleo, como en todo el mundo, genera fuertes desigualdades sociales. A la par, los accidentes ambientales son inevitables, pero se pueden acotar, mitigar y prever con políticas correctamente ejecutadas. Las numerosas temáticas tecnológicas y sociales involucradas exigen cuidadosos análisis, planificación y ejecución. También difusión responsable y trasparente, pues la realidad no es un desastre y tampoco la gloria.

Las urgencias productivas y económicas, en un marco de inflación y restricción cambiaria, impiden ver y actuar sobre aspectos cruciales del desarrollo no convencional.

Sin dudas, nuestra región no será tierra prometida, menos un espacio de sacrificios ambientales y sociales. Pero los mitos positivos y negativos seguirán vivos mientras no haya políticas públicas coordinadas entre los gobiernos nacional y provincial, las empresas (principalmente las grandes operadoras) y los sindicatos respecto de la educación y la investigación en todos sus niveles, así como la difusión certera y responsable. Las urgencias productivas y económicas (alcanzar rentabilidad operativa, cerrar el déficit en la balanza de pagos energética), en un marco de inflación y restricción cambiaria, impiden ver y actuar sobre estos aspectos cruciales del desarrollo no convencional.

Si desde el colegio primario hasta los posgrados existieran programas adecuados y bien financiados de educación e indagación de nuevas tecnologías, se darían las bases para el control local de esta impactante industria. A la par, se facilitarían la propagación de las verdades y la refutación de los mitos. Lejos de ello, prima el despago.

Los planes de estudio no incluyen esas temáticas y los laboratorios no tienen la capacidad, la financiación y los vínculos adecuados para responder a los desafíos. El célebre triángulo de Sábato –Industria, Estado, Academia– tiene los segmentos cortados.

*Ingeniero - Doctor en Cencias Sociales

Sureda:La competencia entre el gas natural y las energías renovables

Diario Río Negro

JOSÉ LUIS SUREDA*

No hay dudas de que el futuro a largo plazo es de las renovables, una vez que la aleatoriedad en la intermitencia pueda ser compensada a un costo socialmente aceptable. Pero hoy, las energías renovables compiten con Vaca Muerta.

La actual transición hacia las energías aleatoriamente intermitentes, el sol y el viento, impone cambios profundos en nuestro sistema energético.

A fin de “compensar” tal intermitencia, las energías renovables requieren de un energético que las “tome de la mano” (carrier) e introduzca en la matriz del país en cuestión. Argentina dispone del mejor carrier, el gas natural. Y dispone de este carrier en cantidades que jamás llegaremos a consumir. Vaca Muerta es hoy apenas un ejemplo de este carrier, aunque es el mejor que podemos encontrar en nuestro planeta.

Veamos algunas características del gas natural y de las energías renovables.

El gas natural es una forma de energía menos densa que el petróleo, por esto su costo de transporte es entre 8 y 10 veces más alto que el del petróleo, lo que restringe la “distancia económica” a los mercados accesibles. El desarrollo del Gas Natural Licuado (GNL) ha hecho que esta “distancia económica” aumente notablemente y, en el futuro, el GNL será un commodity global y no regional como lo es hoy.

En Argentina no existen almacenamientos subterráneos de gas por lo que el valor de la molécula excedente de la demanda es cero. Nadie consumirá más gas sólo porque Camuzzi ofrezca un descuento del 99% en verano.

Las inversiones en gas natural son rígidas y dedicadas. Una fábrica de alimentos puede cambiar de lugar si así lo dicta la conveniencia, pero un pozo de gas no puede moverse. La inversión en gas sólo puede recuperarse vendiendo gas. Una fábrica de alimentos puede producir un gran número de estos entre los cuales diversificar su riesgo comercial.

Un ciclo combinado a gas natural es intrínsecamente diverso: en ausencia de este puede quemar GNL, Gas Oil o Biodiésel. Y puede instalarse en la fuente de gas, en el centro de la demanda, o en el punto eléctricamente óptimo de la red. Las energías renovables deben instalarse donde Dios lo decide.

Las energías renovables tienen un factor de utilización del orden del 20% del tiempo, por lo que en el 80% del tiempo restante hay que disponer de una fuente de energía firme de respaldo. Y de combustible listo para ser usado. Esta disminución en el tiempo de uso del gas equivale a una pérdida de productividad que aumenta los costos de explotación, por razones atribuibles al uso de energías renovables, aunque esta externalidad no suele presentarse como parte de los costos de las renovables.

En todo sistema eléctrico, la oferta y la demanda deben compensarse con exactitud en tiempo real, si no se desea tener un apagón. En horas del amanecer y del crepúsculo, la energía solar es muy intermitente, y esta variabilidad debe ser compensada por una fuente firme y de altísima velocidad de respuesta: usinas o motores a gas natural de última generación.

La potencia de un generador eólico varía con el cubo de la velocidad del viento, y es impactada por su dirección. El desarrollo de las energías renovables exige de un altísimo grado de interconectividad en un sistema eléctrico, a efectos de compensar su intermitencia, así como también de un software de última generación para “operar al sistema” ante condiciones de alta volatilidad. Para alcanzar el 20% de participación de las renovables deberíamos invertir 3.500 millones de dólares, solamente en líneas de alta tensión.

No hay dudas que el futuro de largo plazo es de las energías renovables, una vez que la aleatoriedad en la intermitencia pueda ser compensada a un costo socialmente aceptable. Y nadie puede seriamente objetar los beneficios de su desarrollo. Pero hoy, las energías renovables compiten con Vaca Muerta, además de imponerle costos externos a su explotación.

Argentina puede contribuir en un modo muy importante al combate contra las emisiones de gas de efecto invernadero exportando masivamente gas, generando riqueza y prosperidad gracias al regalo que Dios le hizo a los neuquinos: Vaca Muerta. Y no invirtiendo hoy en una forma de energía poco eficiente y costosa.

No hay que exagerar: para tomar un vaso de leche no hace falta comprar una vaca.

* Ex secretario de Recursos Hidrocarburíferos de la Argentina

 
Volver a la Home
  1. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  2. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  3. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  4. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  5. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  6. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  7. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  8. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  9. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  10. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  11. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  12. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  13. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
  14. Ríos Roca: Excedentes de gas natural en el Cono Sur
  15. NYT: Cuál es el impacto de los vuelos en el cambio climático
  16. Alejandra Palma: Glaciares y la ley que Chile no necesita
  17. Montamat: El rol clave de la energía. Scibona: Cambios esenciales, casi invisibles
  18. Escribe Guillermo Pensado: El Inventario Nacional de Glaciares es un primer gran paso para preservar las reservas hídricas congeladas de Argentina
  19. El Esquiú: Agua Rica y Andalgalá
  20. Bitar: La escasez de agua es el desafío de Chile al 2050
  21. Castillo: La confiscación de YPF, un revés para la Argentina
  22. Chappuis: MEM y las garantías para el cierre de minas
  23. Apud: La energía es una apuesta a la previsibilidad
  24. Ricardo Alonso: El Bermejo y las montañas de plata
  25. Roubini: Cada vez más riesgo de recesión y crisis en 2020
  26. Editorial El Comercio: Sin un nuevo cobre
  27. Germán Alarco: ¿El sector eléctrico es abusivo en el Perú?
  28. Arriazu: ¿Vaca Muerta puede cambiar el rumbo de Argentina?
  29. Mariano Tappata: El falso dilema que enfrentan Neuquén y Río Negro
  30. Marcelo Álvarez (CAEM): Diálogo y participación para el desarrollo minero
  31. Ex secretarios: Las propuestas para desarrollar la energía argentina. Todo el documento
  32. Rubén Etcheverry: Homenaje a Luis Sapag, el polímata neuquino
  33. Recursos hídricos y cambio climático en Chile
  34. Shantal: Qué pasará con los dos proyectos de modificar la ley anti minería de Mendoza
  35. ¿San Juan fue fundada por la búsqueda de oro?
  36. Carlos Lavadenz: La minería es madre de las industrias
  37. Kydd (BDO Canadá): 7 consejos para mineras junior
  38. Escribe Bergman: Un motor de crecimiento sustentable
  39. Remy (Idea): Aprovechar los no convencionales
  40. ¿Fue fake news? Rodríguez (CaMeM): La Corte nada habló de la constitucionalidad de Ley de Glaciares
  41. Fallo Glaciares bajo la lupa. Opinan Saravi Frias, , Marchioli y Pensado
  42. Editorial Mining Press: S.O.S, chocamos contra un glaciar
  43. Scibona:Festival de obras pensadas
  44. Abusaba (IPE): Las cerezas y la producción minera
  45. Ríos Roca: Privatizaciones, ineptitud y corrupción en la energía de Ecuador
  46. Ernesto Cussianovich (Poliarquía): Chubut y la gobernanza de los recursos naturales
  47. Escribe Eddy Lavandaio: Ley de Glaciares, un freno para la minería argentina
  48. Imperdible Harari (Sapiens) ¿Por qué la ficción triunfa sobre la verdad?
  49. Chappuis: Tareas para el próximo viceministro de Minas
  50. Escribe Alonso: La destrucción de Sodoma
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual