Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Editorial El Comercio: Sin un nuevo cobre

MINING PRESS/El Comercio

Es injustificable mantener tan atrasada una cartera de proyectos mineros con potencial de cambiar el rostro del país.

Hace ya algunos años se proyectaba que, para el 2018, el Perú estaría produciendo un monto cercano a 5 millones de toneladas métricas de cobre anuales, poniendo al país al mismo nivel que Chile –el primer productor global del mineral–. La enorme cartera de proyectos a lo largo de todo el territorio nacional, la mano de obra competitiva, el bajo costo energético, entre otras ventajas comparativas que se aunaban a la creciente demanda desde China, creaban un panorama auspicioso.

Al 2018, sin embargo, el Perú no llegó a la mitad de esa proyección. La capacidad productiva del país está apenas por encima de los 2,4 millones de toneladas métricas de cobre, y la brecha no se está cerrando a una velocidad suficiente. De hecho, desde junio del 2018, la producción del sector minería e hidrocarburos en general ha venido desacelerándose, y desde octubre de ese año ha tenido contracciones. Si bien el cobre ha podido mantenerse, la producción anualizada de otros minerales como zinc, oro, hierro o plata tuvo su mayor reducción porcentual en abril pasado desde 1993.

Las causas han sido diversas: algunas ajenas a los gobiernos de turno, pero otras vinculadas al mal manejo del sector de parte del Estado. Entre estas últimas se cuentan, principalmente, dos: la pobre prevención y administración de los conflictos sociales alrededor de la minería, y el exceso de burocracia.

Así, a la sombra de lo sucedido en el proyecto Conga, en Cajamarca, que marcó el derrotero de la protesta antiminera de los siguientes años, la convulsión social a partir de proyectos en fases preliminares, de construcción o ya en plena operación ha sido parte de la agenda permanente del país. No hace mucho, por ejemplo, el bloqueo de la vía pública que usa la minera Las Bambas para transportar el concentrado de cobre era noticia internacional por la magnitud del problema. Y en estos días el gobierno nacional duda si otorgarle o no la licencia de construcción al proyecto Tía María, en Arequipa, antes de que expire su estudio de impacto ambiental (EIA) en unas semanas, por temor a una eventual protesta. Ello a pesar de que la empresa a cargo del proyecto ha cumplido con todas las exigencias legales, ambientales y sociales para llevar a cabo la inversión. ¿Con qué autoridad se puede vender al Perú, entonces, como un destino atractivo para nuevos proyectos mineros si el país no es siquiera capaz de mantener vigentes las operaciones con las que se ha comprometido? ¿Qué mensaje se le transmite hoy al inversionista sobre la certidumbre y el cumplimiento del Estado de derecho en el país?

En segundo lugar, el exceso de procedimientos burocráticos también le pasa factura al crecimiento del sector. Solo en exploración minera existen 260 trámites, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), y ello ha motivado en parte que, si bien en el mundo la exploración va en aumento, esta cayó 15% en el Perú el año pasado. La frondosa regulación minera nacional, y que ha ido engrosándose desde el gobierno del presidente Humala, tiene espacio de sobra para reducir el tiempo que demanda sacar adelante un proyecto sin comprometer en lo absoluto aspectos sociales o ambientales.

A pesar de la urgencia de contar con motores fuertes de crecimiento económico, el gobierno parece aún mirar con recelo a un sector que ha aportado buena parte de la expansión del producto en los últimos años. En el 2016, por ejemplo, del 4% que creció el PBI, casi la mitad se debió a la puesta en marcha de Las Bambas y a la ampliación de Cerro Verde. Desde entonces, no obstante, no ha habido una sola operación grande por inaugurar. Hoy que nuevamente aparecen proyectos importantes en el horizonte acompañando a Tía María –como Michiquillay, Pampa del Pongo, Quellaveco o Chancas– la prioridad debe estar en recuperar el tiempo perdido.

Volver a la Home
  1. Daniel Montamat: Medio Oriente puede potenciar a Vaca Muerta
  2. Réplica minera: Pensado refuta informe de La Nación
  3. Bernal K: 10 tips de Alberto petrolero
  4. Pagni: Alberto Fernández, con dos frentes abiertos
  5. The Guardian: Crisis argentina es el resultado de errores evitables
  6. Marcial García (EY): La raíz de la minería
  7. Escribe Caro Figueroa: Sarmiento, un torrente vital
  8. Polémico Bernal K: Energía soberana, industrial, sustentable e inclusiva
  9. La sociedad del sandwich mixto: Por qué los mediocres dominan el mundo
  10. Chappuis: Tía María: ¿posible demanda?
  11. UCEMA: Qué proyectos de generación elige Argentina. Renovables: La gran oportunidad
  12. Escribe Alonso: Mineros alemanes en Salta
  13. Roberto Pizarro: Chile, otra vez el desarrollo frustrado
  14. Bracamonte Hinostroza: Que hay que mejorar para cambiar la Ley General de Minería
  15. Escribe Francisco Tosi: ¿Huracanes? ¿Deuda pública? Lo que importa es el negocio
  16. Secchi (ONG Bitcoin): Sobre cepos y Bitcoins
  17. Caligari (ITBA): Vaca Muerta, cuidados y desafíos ambientales
  18. Pablo Tigani: ¿Se viene megacanje II?
  19. Lloreda Mera: Vaca Muerta, una lección para Colombia
  20. Las definiciones de Alberto Fernández sobre energía
  21. Montamat: Una agenda de consensos para una Argentina viable
  22. Ricardo Alonso: El minero y navegante José Lavarello
  23. Willy Kohan: Alberto quiere un cepo de Macri. Pichetto: Cristina, la incendiaria
  24. Rivera (IIMP): Todo listo para Perumin 34
  25. Glaciares y minería: El editorial de La Nación
  26. Olmedo: El desafío climático del sector eléctrico en Chile
  27. Guajardo: Codelco, en sus horas más decisivas
  28. Roberto Abusada Salah: Progreso bajo tierra
  29. Ricardo Alonso: Las viejas minas de plata desde la Conquista
  30. Krugman: Del ‘subidón’ de Trump al ‘bajón’
  31. Un viaje al futuro: Raid de entrevistas de Alberto Fernández en los diarios
  32. Diego Dillenberger: Por qué Jaime Durán Barba llevó a Mauricio Macri a la derrota
  33. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  34. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  35. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  36. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  37. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  38. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  39. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  40. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  41. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  42. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  43. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  44. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  45. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
  46. Ríos Roca: Excedentes de gas natural en el Cono Sur
  47. NYT: Cuál es el impacto de los vuelos en el cambio climático
  48. Alejandra Palma: Glaciares y la ley que Chile no necesita
  49. Montamat: El rol clave de la energía. Scibona: Cambios esenciales, casi invisibles
  50. Escribe Guillermo Pensado: El Inventario Nacional de Glaciares es un primer gran paso para preservar las reservas hídricas congeladas de Argentina
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual