La Era Trump

ANÁLISIS

Friedman: Obligados a bailar en el huracán

Obligados a bailar en un huracán que ya no se puede frenar

NEW YORK TIME

Thomas L. Friedman

El Brexit y la elección de Donald Trump son un solo y gigantesco evento político, y harán que 2016 sea recordado en la historia como un año bisagra. Los grandes hechos políticos tienen grandes causas. Mi respuesta empieza con una pregunta: ¿qué carajo pasó alrededor de 2007?

¿2007? Qué año tan inocuo, me dirán. Pero piénsenlo de nuevo.

Ese año, Apple lanzó el primer iPhone, señal de largada de la revolución de los teléfonos inteligentes. Hacia fines de 2006, Facebook explotó a escala global. Twitter nació en 2006, pero recién despegó en 2007. También en 2007, Hadoop, el software más importante del que seguramente usted nunca oyó hablar, logró expandir la capacidad de cualquier empresa de almacenar y analizar ingentes cantidades de datos. Eso hizo posible tanto el auge del Big Data como de la nube. En 2007, Kindle dio el puntapié inicial a la revolución del libro electrónico y Google presentó Android. Y fue en 2007 cuando por primera vez Intel usó materiales distintos al silicio en sus microchips. Finalmente, en 2006, Internet superó holgadamente los mil millones de usuarios en todo el mundo.

Con el tiempo, 2007 tal vez sea considerado uno de los mayores puntos de inflexión de la historia tecnológica. Y se nos pasó por completo. ¿Por qué? Por 2008.Sí, justo cuando nuestras tecnologías físicas pegaban un salto, muchas de nuestras "tecnologías sociales" (como llama el economista Eric Beinhocker a todas las normas, regulaciones, instituciones y herramientas sociales que necesitamos para aprovechas las ventajas de esta aceleración tecnológica y amortiguar sus desventajas) quedaron rezagadas. Incluso en su mejor momento, las tecnologías sociales tuvieron problemas para seguirles el paso a las tecnologías físicas, pero con la crisis financiera de 2008 y la parálisis política que engendró esa distancia se convirtió en un abismo. Fue mucha la gente que quedó dislocada en el camino.

¿Y cómo no? Lo que ocurrió alrededor de 2007 fue que la conectividad y la informática se volvieron tan veloces, baratas y omnipresentes que modificaron tres tipos de poder al mismo tiempo: el poder de uno, el de las máquinas y el de las ideas.

Lo que hoy puede hacer un individuo o un pequeño grupo -el poder de uno-, para hacer algo o romper algo, es impresionante. Cuando Trump quiere que lo escuchen, manda un mensaje directamente desde su penthouse a sus 15 millones de seguidores de Twitter y a la hora del día que más le plazca. Lo mismo hace Estado Islámico. Las máquinas ya no se conforman con ganarnos al ajedrez: ahora se han vuelto creativas y ofrecen diseños nuevos, escriben canciones, historias, poesía, todo indistinguible de los de factura humana.

Al mismo tiempo, ahora las ideas fluyen digitalmente cada vez a mayor velocidad. Como resultado, las ideas nuevas (incluidas las falsamente nuevas) arraigan de inmediato y las ideas muy arraigadas -piensen en la oposición al matrimonio homosexual- pueden disolverse de un momento a otro.

Si miráramos desde 10.000 metros de altura, veríamos que la tecnología, la globalización y la madre naturaleza se están acelerando al mismo tiempo y retroalimentándose entre sí: cuantos más microchips, más globalización, y a más globalización, más cambio climático. Además, cambio climático sumado a mayor conectividad conduce a mayores migraciones humanas.

Hace poco me reuní con refugiados de África occidental, que me dejaron muy en claro que ellos no quieren que en Europa hagan un concierto de rock para enviarles ayuda. Lo que quieren es llegar a la Europa que ven en sus celulares, y usan WhatsApp para organizarse.

Por eso no sorprende que muchos en Occidente se sientan a la deriva. Las dos cosas que los anclaban en el mundo, sus comunidades y sus trabajos, se están desestabilizando. Yo celebro la diversidad de gente y de ideas, pero para muchos los cambios llegaron más rápido de lo que pueden adaptarse.

Esa aceleración de la tecnología, la globalización y la madre naturaleza son como un huracán en el que a todos nos exigen bailar. Trump y los partidarios del Brexit percibieron esa ansiedad de muchos y prometieron construir una pared contra estos huracanados vientos de cambio.

Yo discrepo: creo que la clave está en encontrar el ojo de esa tormenta. Y eso se traduce en construir comunidades más sanas, que sean lo suficientemente flexibles como para moverse al ritmo de esas aceleraciones, pero sin privar a sus ciudadanos de una plataforma de estabilidad dinámica como sustento.

Volver a la Home
  1. FT: Trump equivoca su obsesión nuclear con Irán
  2. Trump wall: Nuevo oleoducto hacia México
  3. Trump out of COP 21: La advertencia de Tesla
  4. Trump presiona a la OPEP con reservas
  5. Trump y el apoyo a Macri. ¿Marcha atrás con Canadá y México?
  6. Starace (Enel) apuesta por renovables pese a Trump
  7. Trump va por medidas contra el dumping en materias primas
  8. Terminator: Terribles bombardeos de Trump a Siria. Respaldo de la OTAN
  9. Trump y el fin de la guerra al carbón
  10. Trump desilusiona a los mercados. Medio ambiente: Adiós Obama
  11. Oppenheimer: El muro de Trump no sirve
  12. Trump vs. medio ambiente: Los mails de Scott Pruitt . Nuevas normas
  13. Trump cumplió: Adiós a las regulaciones al carbón. Solar USA: Récord de empleos
  14. (Exclusivo) Alvaro Ríos Roca: Trump, Keystone XL y Dakota Access
  15. Trump lo hizo: Permiso final para el Dakota Pipeline
  16. USA: Adiós transparencia en petroleras y mineras. ¿Más competitivas?
  17. Impuesto fronterizo de Trump impactará en el crudo
  18. Goldman Sachs-Trump: Dos socios enfrentados por los inmigrantes
  19. Trump vs. México: Los números del intercambio
  20. Torreblanca: El suicidio anglo-americano. Cantelmi: ¿Celebración o funerales?
  21. Trump pipelines: Apoyo Trudeau y polémicas
  22. Mexico Wall: ¿Quién pagará el muro?
  23. Trump speedy: Adiós NAFTA y TPP. Catecismo energético. The rich & withe team
  24. ¡Ay Donald! La Casa Blanca eliminó su web en español
  25. Rick Perry ¿mantendrá el modelo energético de Texas?
  26. Luz, cámara, acción: Comenzó era Trump
  27. Cuatro argentinas emitirán bonos internacionales gracias a Trump
  28. De Argentina a Wall St.: Los potenciales conflictos de interés de Trump
  29. Trump y prensa: La rueda del bochorno (Video). Impacto en mercados
  30. Dakota pipeline: La batalla ambiental de Trump
  31. PPK: El efecto positivo de Trump en los metales
  32. Trump: ¿Oportunidades para Latinoamérica?
  33. Daher: Renovables, una industria a prueba de Trump
  34. CNN: Petróleo, política obvia de Trump
  35. Trump's team y los nexos con Putin
  36. Tillerson: De Exxon a Secretario de Estado de Trump
  37. Chile y Perú se unen contra el proteccionismo de Trump
  38. Trump ¿Amenaza nuclear?
  39. Escribe Montamat: Trump Oil
  40. Era Trump, petróleo y minería.La tertulia de Daniel Bosque (Audio)
  41. Renovables: Qué busca Donald Trump
  42. Trump vs. TPP: ¿Sobrevivirá? Impacto en la región
  43. Petróleo: ¿Qué pasará con Trump? Caen precios e inventarios
  44. Cementera mexicana y Trump: Materiales para el gran muro
  45. Trump: Adiós TPP y NAFTA con cambios
  46. Biodiesel argentino for export. Preocupación por Trump. Facturación e incertidumbre
  47. La fortaleza del dólar volvió a castigar al oro
  48. Coal promess: Trump y el carbón USA vs. gas natural
  49. Petróleo sube y baja: El oscuro panorama. La clave es Trump
  50. Wall St.: Claves de la fiesta por Trump
Reciba Mining Press
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual