Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Negocios M&E | RSE

Al rescate del histórico Alambre Carril de Andalgalá

(Por Sergio Caletti*) Desde 2012, el Museo Arqueológico Provincial Samuel Alejandro Lafone Quevedo, de Andalgalá, en la provincia de Catamarca, en forma conjunta con un grupo de vecinos y profesionales de distintas unidades académicas, ha venido desarrollando actividades de investigación en pos de recuperar la historia del Alambre Carril construido a partir de 1904 y que tiene como origen Minas Capillitas y final la localidad de Muschaca, en el distrito Choya, del departamento de Andalgalá.
El objetivo principal de las tareas de investigación es recuperar a través de la arqueología, las fuentes escritas y la oralidad distintos aspectos de la historia de una obra colosal de ingeniera de inicios del siglo XX para la provincia de Catamarca y la República Argentina. Otros objetivos del grupo de trabajo son la identificación y comprensión del Patrimonio actual asociado a la obra del Alambre Carril y la búsqueda de su revalorización en la historia local y Provincial.

GESTACIÓN

En 1903  el Gobierno Provincial otorgó la concesión para explotación de Minas Capillitas a la compañía inglesa Capillitas Cooper Company Limited. Minas Capillitas históricamente había tenido el problema de trasporte de minerales para su desarrollo. El socavón se emplaza en una topografía dominada por elevaciones montañosas y profundas quebradas, y sus minerales debían trasladarse para ser procesados y reducidos para su exportación en el llano mínimamente 28 km al Sur, donde existía combustible suficiente para tostación y fundición. Sumado a las dificultades topográficas, no existía hasta ese momento un camino óptimo para el transporte del mineral en mulas o en la maquinaria que comenzaba a emplearse en la industria.

Entonces se encontraba muy avanzada la obra del Cable Carril que conectaba la Mina La Mejicana en el Cerro Famatina y la ciudad de Chilecito, La Rioja; y el Gobierno Nacional disponía los primeros estudios para la construcción del ferrocarril hacia los departamentos de Tinogasta y de Andalgalá.

Acorde a las necesidades de transporte y al momento que se vivía, la Capillitas Cooper Company Limited solicitó al Gobierno de la Provincia autorización para el montaje de una obra faraónica, el Alambre Carril desde Minas Capillitas a Muschaca, en Andalgalá. Su autorización llegó por Ley Provincial el 30 de septiembre de ese año y comenzó a construirse en 1904. 

OBRA FABULOSA

El Alambre Carril es una fabulosa obra de ingeniería de 27,5 km de longitud y consta de cinco estaciones que hacían circular cuatro tramos de cable en el que pendían vagones para el transporte de rocas. Estos cables eran sostenidos por torres emplazadas en una topografía de sierras que presentaba innumerables obstáculos que debían sortearse para su buen funcionamiento. El comienzo del sistema era en Minas Capillitas y el final en el Ingenio Muschaca. Existían tres estaciones intermedias denominadas, de Norte a Sur, Portezuelo Blanco, Rodeo Grade y Los Bizcos.

La obra incluía dos caminos de cornisa calzados y socavados en el costado del cerro, uno para el mantenimiento de las torres y el sistema en general, y el otro, con mayor control de la pendiente, para el transporte de otras cargas para el proyecto minero. A lo largo del sistema también se construyeron campamentos para el montaje del Alambre Carril y que posteriormente debieron ser estaciones utilizadas como paradas una vez en funcionamiento el sistema.

Final de su funcionamiento

El montaje del Alambre Carril duro varios años, la empresa constructora apenas si lo hizo funcionar hasta su venta en 1909 a la compañía francesa Capillita Consolidate Mines.

En 1910 llegó el tren a la estación de Huaco, unos kilómetros al Sur del Ingenio Muschaca, situación que en apariencia favorecería el desarrollo minero de Andalgalá. Pero no fue como se previó.

El sistema dejó de funcionar en 1913. Muchas son las hipótesis al respecto, como el defectuoso funcionamiento del Alambre Carril o la lenta recuperación de la economía de la compañía recientemente a cargo, lo cierto es que tuvo como golpe de gracia el inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914.          

ACTUALIDAD

Gran parte del Alambre Carril se emplaza en una región que no posee población instalada permanentemente en la actualidad y que es de difícil acceso, tanto por la topografía quebrada como por la falta de caminos con mantenimiento. Esta condición limitó la acción antrópica nociva y desmesurada sobre el patrimonio minero. No corrieron la misma suerte los extremos del sistema, es decir Minas Capillitas y Muschaca, donde la acción del hombre solo dejó trazos y huellas de la colosal obra.

Hoy, lamentablemente el Parque Histórico Minero Muschaca, único tramo puesto para su visita, muy poco nos cuenta de su historia. No queda ninguna de las torres que sostenía el alambre que trasportaba los vagones con el mineral. También quedó muy poco de la estación que provocaba el funcionamiento del sistema.

El Alambre Carril andalgalense se encuentra desprotegido. Ni siquiera cuenta con protección legal Nacional o provincial como si lo tiene su par de Chilecito, declarado por la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos como Monumento Histórico Nacional. Es una situación que el Departamento Andalgalá y la Provincia de Catamarca deben revertir.  

*Arquéologo. Ha trabajado en la recuperación de patrimonio histórico en áreas mineras

 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual