Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ELECCIONES 2015

Qué hará Macri presidente. Los primeros indicios sobre la Economía de Cambiemos

Las 20 definiciones de Macri sobre su próximo gobierno

Clarin

En su primera conferencia de prensa, tras el triunfo en el balotaje, Mauricio Macri dejó algunas definiciones acerca de los lineamientos que seguirá su gobierno, una vez que asuma el mando el próximo 10 de diciembre

1. Derechos Humanos: Al ser consultado sobre si continuarán los juicios a los represores y las políticas contra la violencia de género, respondió “Por supuesto que me comprometo a ambas cosas”

2. AMIA: Propondrá al Congreso derogar el memorándum con Irán, que buscaba esclarecer el atentado a la mutual judía de 1994, porque “no ayudó en esto de unir a los argentinos y mostrarnos coherentes ante el mundo”

3. Independencia de poderes y corrupción: Macri afirmó que “la Justicia va a tener toda la libertad que corresponde para que vayan a fondo” con “aquellos que cometieron actos que violan la ley” y prometió que no habrá “impúnidad en su gobierno.

4. Relación con la prensa: El nuevo gobierno de Cambiemos se comprometió a tener una “política de diálogo y transparencia” con todos los medios de comunicación y brindar conferencias de prensa.

5. Inseguridad y narcotráfico: Declarar la emergencia en seguridad, luego de asumir el próximo 10 de diciembre, debido a que es “necesario tomar el control del territorio” en la lucha contra los narcotraficantes.

6. Ernesto Sanz: Confirmó que el presidente de la UCR no será su ministro de Justicia, por problemas “estrictamente personales”.

7. La continuidad de Alejandro Vanoli y Alejandra Gils Carbó: Macri reiteró que espera que el titular del Banco Central y la Procuradora General de la Nación “tengan la dignidad y la generosidad” de renunciar a sus cargos.

8. Cepo cambiario: “Hemos dicho, el gran problema es que arg hace 4 años que no crece, no genera empleo, hay que poner el país en marcha”, y en ese sentido afirmó que “el cepo es un error”.

9. Relaciones exteriores: “El primer viaje oficial quiero que sea Brasil, es nuestro principal socio a futuro”, señaló.

10. Venezuela: Macri anticipó que en la próxima Cumbre de Mercosur, en diciembre, pedirá que se apliqué la cláusula democrática contra el país bolivariano por la “persecución” a opositores y a la “libertad de expresión”.

11. Gabinete económico: Los ministerios serán, según dijo Macri: Hacienda y Finanzas; Trabajo; Agricultura, ganadería y pesca; Transporte y Producción.

12. Retenciones a las importaciones: Macri ratificó que, como prometió durante la campaña, quitará las retenciones al maíz y al trigo y dijo que lo hará “funcionar lo antes posible”.

13. YPF: Dijo que evaluarán la gestión del CEO de la petrolera nacional, Miguel Galuccio, y luego definirán si seguirá en su cargo.

14. Impuesto a las Ganancias: El presidente electo de Cambiemos dijo que luego de asumir va a “ajustar el mínimo no imponible” y terminar con la “estafa” a “gran cantidad de trabajadores”.

15. Acuerdos internacionales: Macri se refirió a la necesidad de lograr “convenios con la Unión Europea y avanzar en la Alianza del Pacífico” para “vender productos hechos por latinoamericanos” y poder “progresar”.

16. Oposición: “Con el peronismo vamos a tener un buen diálogo”, señaló Macri en referencia a la fuerza que tras el 10 de diciembre pasará a ser la primera fuerza opositora.

17. Dólar: “Un único tipo de cambio” fue otra de las promesas de campaña, que el presidente electo dijo que se cumplirá, aunque lo dejó atado al funcionamiento ordenado del Banco Central.

18. Transición: “A eso apuntamos. Tenemos la máxima vocación porque esto transcurra en línea con el cambio de época, empezar a construir puentes, empezar a construir otro tipo de relaciones”, señaló en su primera conferencia de prensa.

19. Gobernabilidad: “La idea es gobernar para absolutamente todos, tuvimos demasiados años enfrentados queriendo focalizar en las disidencias, pero es más lo que unos une que lo que nos separa”, prometió.

20. Papa Francisco: “Con el Papa tengo la mejor, todos convivmos con él. Espero que nos visite, dicen que en 2016, 2017”, dijo en torno a la relación con el Sumo Pontífice.

 


Macri ratificó que habrá "un tipo de cambio único"
y anticipó: "No habrá ministro de Economía"

La Nación

El presidente electo, Mauricio Macri, confirmó que no "habrá ministro de Economía, sino de Hacienda y Finanzas" y anticipó que el gabinete económico, que estará integrado por seis miembros, será definido en los próximos días. Además, habló sobre el dólar y el Banco Central, como así también sobre su posición a favor de que el presidente de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli, deje su cargo.

"No cambié de anteayer a hoy. Va a haber un único tipo de cambio", afirmó Mauricio Macri, aunque reconoció que "el Banco Central va a intervenir" cuando sea oportuno. El líder de Cambiemos, quien ayer se impuso como ganador en el ballottage que disputó con el candidato del kirchnerismo,Daniel Scioli, empezó a despejar una de las incógnitas que se mantenían hasta el día de hoy, aunque no dio nombres todavía.

"No va a haber un ministro de Economía, sino de Hacienda y Finanzas y ministros para tomar contacto de cómo va a ser la situación", señaló en el marco de la conferencia de prensa que dio esta mañana desde la Usina del Arte. Y agregó, al referirse a este tema: "Nos quedan seis días hábiles, así que les pido un poco de paciencia".

Política económica

Consultado sobre los desafíos económicos que enfrentará desde que asuma, Macri recordó que "el gran problema de la Argentina es que es un país que hace cuatro años que no crece", por lo que destacó que espera que "este entusiasmo y alegría" ayude a ponerla en macha.

En torno al cepo y las medidas que tomará, insistió en que se trata de un "error". "No tener información, no tener acceso a las estadísticas o un Banco Central independiente, son cosas que vamos a corregir, en los próximos días iremos avanzando en eso", advirtió.

Mauricio Macri dio los primeros indicios sobre cómo
será el levantamiento del cepo
Infobae

El levantamiento del cepo cambiario fue una de las principales propuestas de Cambiemos durante la campaña electoral. En su primera conferencia de prensa como presidente electo, Mauricio Macri fue consultado en dos oportunidades sobre cómo será ese proceso.

El ganador del ballotage pidió "prudencia" y dijo que recién en los próximos días su equipo económico se encontrará con los números "reales" de la economía, aunque ratificó su compromiso para terminar con las restricciones cambiarias.

"El gran problema que tiene la Argentina es que hace cuatro años no se genera empleo. Que esta alegría que hay hoy nos ayude rápidamente a poner el país en marcha. Necesitamos corregir las cosas que se venían haciendo mal. El cepo es un error. No dar información y no tener un Banco Central independiente son otros errores. Vamos a corregir y dar un espacio para quienes quieren invertir en la Argentina. En los próximos días iremos avanzando en eso", declaró.

MACRI PROMETIÓ QUE HABRÁ UN TIPO DE CAMBIO ÚNICO

A diferencia de lo que han dispuesto los últimos gobiernos, Macri adelantó que no designará un ministro de Economía. Los números de la Argentina serán manejados por un titular de Hacienda y un gabinete económico integrado por 6 ministros que tendrán distintas funciones.

Macri prometió que ese equipo económico trabajará con el objetivo de que en la Argentina exista "un único tipo de cambio" donde el Banco Central intervenga para administrar su cotización "en franjas".

 


 LA NACION: VEA AQUÍ COMO FUERON LOS RESULTADOS EN CADA LUGAR DEL PAÍS


 

Macri, nuevo presidente: superó a Scioli por cerca de
3 puntos; hoy anuncia medidas y gabinete

Ambito

La liga Cambiemos ganó el balotaje ante el Frente para la Victoria. • La oposición gobernará la Nación y seis provincias, entre ellas Buenos Aires y Capital Federal. • Mauricio Macri es el primer presidente elegido, desde que rige el sistema democrático en 1916, que no es peronista ni radical.

• La fórmula oficialista de Daniel Scioli y Carlos Zannini ganó en varios distritos, como Buenos Aires, Tucumán, Chaco y Formosa. • Ese resultado no le alcanzó para descontar las diferencias que alcanzó Macri en los distritos más grandes del país, como Córdoba, Santa Fe, Capital y Mendoza.

• Poco antes de las 22, Scioli admitió la derrota y dijo haberse comunicado con Macri para reconocer su triunfo. • La participación de votantes fue muy elevada, casi el 81% de los habilitados, prácticamente el mismo nivel que en la primera vuelta; el voto en blanco fue mucho menor a lo esperado. • El resultado implica un cambio de sistema político y desplaza al peronismo del poder después de doce años. •

El FpV superaba, con casi el 100% de los votos contados, el 48,5%, una cifra relevante porque fue sin aliados. • El acierto de Cambiemos fue armar una alianza con el radicalismo y otras fuerzas y trabajar con un candidato que unificó el voto de los sectores moderados de las grandes ciudades que habían manifestado rechazo al oficialismo en las legislativas de 2009 y 2013.

• Las de ayer fueron unas elecciones pacíficas, sin incidentes y cuyos resultados se conocieron más temprano que en ocasiones anteriores. • Hoy Macri hará una rueda de prensa con anuncios de sus primeras medidas. • Revelará algunos nombres de su futuro gabinete de ministros.

Mauricio Macri será el nuevo presidente de la Argentina, tras imponerse al candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, en un histórico balotaje, por lo que asumirá su mandato el 10 de diciembre, tras 12 años de gobiernos kirchnerista. Con el 99,04% de las mesas escrutadas, obtiene el 51,42% de los votos contra el 48,58% de su contrincante en la segunda vuelta.



Pasadas las 22, Macri apareció en el escenario del búnker de Cambiemos y afirmó que "hoy es un día histórico, un cambio de época que será maravilloso" y resaltó que "el país los construimos entre todos". 

"No sé cómo describirles lo que estoy sintiendo", se emocionó Macri al comenzar su primer mensaje como presidente electo. "Qué difícil, tanta emoción, tanta alegría", añadió. 

"Gracias, gracias, gracias, gracias de verdad, por haber creído que juntos podemos construir la Argentina que soñamos. Estoy acá, jugado por todos los argentinos, para ayudarlos a que cada día vivan un poco mejor", dijo. 

"Estoy acá porque ustedes lo han decidido", agregó un Macri visiblemente emocionado que, ante las más de 7 mil personas que abarrotaron el búnker de Cambiemos, agradeció a sus votantes "haber creído que juntos" pueden construir la Argentina soñada.

"Le pido a Dios que me ilumine para encontrar la forma de que cada argentino progrese", 
lanzóMacri y aseguró que "el 10 de diciembre empieza una etapa maravillosa para al Argentina".

Antes, pasadas las 21:35, en el reducto del Frente para la Victoria, en el hotel NH Bolívar, Scioli salió a reconocer la derrota. "Por la voluntad popular se ha elegido al próximo Presidente, al ingeniero Mauricio Macri, a quien acabo de saludar, deseándole éxitos", señaló Scioli.

El gobernador de Buenos Aires subrayó: "Se optó por un cambio, Dios quiera, ilumine, al ingeniero Macri para que ese cambio sea superador para el país y para el pueblo".

"Es justo reconocer todo lo que hemos avanzado y cuidarlo, esa será nuestra responsabilidad a partir de el 10 de diciembre, cuidar, buscar que las cosas vayan cada vez mejor", subrayó el postulante kirchnerista.

El gobernador de Buenos Aires estuvo acompañado por su esposa, Karina Rabolini, su compañero de fórmula, Carlos Zannini, funcionarios nacionales y dirigentes del PJ.

"Hemos puesto todo nuestro esfuerzo para persuadir, para convencer, el pueblo, soy profundo demócrata y respetuoso de la voluntad popular, ha elegido una alternativa, que esperamos que Dios lo ilumine, por el bien de todos los argentinos", agregó Scioli.

La instancia de segunda vuelta electoral quedó definida en los comicios presidenciales del 25 de octubre último, cuando el candidato oficialista superó por casi tres puntos (37,08 por ciento de los votos) a su adversario (34,15 por ciento), un margen que obligó a realizar un balotaje para definir al futuro titular del Poder Ejecutivo.

En las elecciones de octubre pasado se eligieron 24 senadores nacionales, 130 diputados nacionales, 43 legisladores para el Parlasur y gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Entre Ríos, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Formosa, Jujuy, La Pampa y Misiones.

Teniendo en cuenta el resultado de las elecciones generales para legisladores, el presidente electo deberá encarar una delicada negociación para que su fuerza política logre conducir el Congreso nacional y sancionar las leyes que requiere su administración, ya que la coalición Cambiemos que integra el PRO junto al radicalismo y la Coalición Cívica es minoría en el Senado y hay marcada paridad en Diputados.

La situación más compleja se da en el Senado, donde el Frente para la Victoria (FPV) tendrá a partir del 10 de diciembre 41 legisladores -cuatro más que el quórum reglamentario-, de los 72 que componen ese ámbito legislativo y Cambiemos solo alcanza los 15 miembros.

No será una negociación sencilla, con los senadores y también con los gobernadores provinciales, para que el nuevo mandatario pueda contar con la presidencia Provisional del Senado -prometida al radicalismo- y tercera en la sucesión presidencial, al igual que la titularidad de las principales comisiones asesoras.

Diferente es la situación en la Cámara de Diputados, donde existe una relación de fuerzas más pareja dado que el Frente para la Victoria será la primera minoría con 98 legisladores propios, mientras la nueva coalición gobernante tendrá 91 integrantes entre el radicalismo, el PRO y la Coalición Cívica, que comanda Elisa Carrió.

 

Macri tendrá listo proyecto de Gobierno en 72 horas

Ambito
Rubén Rabanal

Mauricio Macri deberá enfrentar desde hoy la tarea de armar gobierno, uno de los trajines políticos mas complicados en cualquier país. Esa selección ya comenzó, al menos en sus trazos mas gruesos y hay nombres anticipados, aunque muchos menos que los que anuncióDaniel Scioli para un hipotético gabinete que no será.

De ese armado que deberá terminar de bordar Macridependerá lo que en el futuro se conocerá como el proyecto de gobierno. El desafío, tras 12 años de kirchnerismo que colonizaron hasta el último escritorio a la Administración Pública Nacional, no es menor, mas cuando el PRO debe negociar cargos con el radicalismo que le garantizó la presidencia.

Algunos trazos de ese armado que gobernará la Argentina desde el 10 de diciembre ya se conocen. Macri definió oficialmente que Marcos Peña será su jefe de Gabinete y nominó a Esteban Bullrich como su ministro de Educación. 

El segundo caso es un convencimiento propio que viene de la gestión de Bullrich en al ciudad, el primero una necesidad imperiosa. Peña será el brazo ejecutor de esa tarea que involucra a 6.000 nombramientos, tal como lo fue con todos los temas sensibles del gobierno de la Ciudad durante la gestión de Macri allí. Anoche lo ratificó el nuevo presidente cuando le agradeció su armado de la campaña en medio de una ovación en el bunker de campaña



En el PRO anuncian que la tarea del armado grueso del gabinete de Macri esta listo y que se anunciará desde hoy. En 72 horas, quedará armado el resto del gobierno, prometen.. De hecho anoche la cuestión pendiente es solucionar algunas puntadas finales dentro de una lista que el nuevo presidente ya tiene definida.

"Entre martes o miércoles el gobierno esta listo", se promete en el PRO. Eso incluye definiciones que salieron de los resultados de la elección de ayer en cada provincia.

Córdoba siempre fue parte de la apuesta mas fuerte de Cambiemos para recuperar el voto y ayer se confirmó que parte de la chance estaba allí: sacó la diferencia a favor de Macri mas fuerte de todo el país. Ese triunfo tiene dos vertientes. Claramente el radicalismo aportó su caudal histórico de votos en la provincia. Oscar Aguad, a quien se lo viene proponiendo para el Ministerio de Defensa, además, es aliado del PRO en múltiples acuerdos cordobeses desde hace tiempo. El poder de Córdoba dentro del nuevo gabinete, entonces, se multiplicó con el resultado de ayer. El segundo aportante de Macri allí fueron los votos peronistas de José Manuel de la Sota. El gobernador no indicó en ningún momento que sus votos deberían ir a Macri, pero ese fue el camino que siguieron; lo mismo sucedió en San Luis.

Elisa Carrió fue ayer protagonista central en los agradecimientos de Macri tras la victoria, de hecho fue la primera en saludas, pero la chaqueña esta autoexcluida de ese gobierno. Del trío inicial tampoco el mendocino Ernesto Sanz tiene seguridad sobre sus pasos futuros, a pesar que se lo había dado como ministro de Justicia, cargo hace tiempo desestimado.

Para seguirle el camino al gobierno de Macri bien podría tomarse la línea de la Argentina productiva. De esos territorios, opuestos a la Argentina subsidiada en la que Cristina de Kirchner terminó concentrando sus votantes, es de donde aparecieron todos los votos para garantizarle a Macri ganar el balotaje.

Gabriela Michetti fue la encargada anoche de presentar a Macri presidente en el escenario de Costa Salguero. Su discurso tuvo una frase final en la que puso mas fuerza que en cualquier otra: garantizó a los sectores de menos recursos, a quienes les reconoció la posibilidad de estar asustados frente a cambios que se vienen,

Ese es el mensaje que desde hoy el macrismo comenzará a emitir: habrá un aterrizaje suave desde los déficit múltiples que deja el gobierno kirchnerista y que obligarán a cambios. El gobierno de Macri, obligado a hacer reformas, como lo hubiera estado también el de Scioli, tendrá, en esos términos, un inicio de metas moderadas. Todo bien lejos de la revolución que planteó el kirchnerismo con un perfil de curar heridas, mientras capitanea la profunda reforma que deberá convalidar en materia económica y cambiaria.

Rogelio Frigerio fue parte de esa estrategia que arrancó la semana pasada cuando, sin confirmalo como Ministro de Economía, en el mismo día anunció que un desarrollista ocuparía esa cartera y le ordenó salir a explicar que el levantamiento del cepo cambiario sería en forma gradual. Nadie confirma aun como será esa gradualidad, pero fue un paso clave para calmar a buena parte del electorado de clase media que marca el ritmo al que se esta acostumbrando ya Macri.

Hay otro punto que anoche ya se daba por confirmado: Macri prescindirá de todos los funcionarios que Cristina de Kirchner colocó en cargos claves en empresas públicas. En este punto que incluye desde YPF hasta Aerolíneas Argentinas, Cambiemos quiere avanzar con el mismo mensaje con el que Macri inició su campaña: la opción por lo nuevo y el descarte a las estructuras de la viaja política. Es un terreno donde también hay ruido dentro de Cambiemos entre el PRO y el radicalismo y no porque haya dirigentes de la UCR que se opongan a mandar a su casa a todo los funcionarios kirchneristas sino por las medidas que se tomarán de ahora en más.


 

Las claves del resultado: paliza en Córdoba y cuatro nuevos triunfos

CLARIN

Ganó en menos, pero en las que valen más. Mauricio Macri se quedó con nueve de las 24 provincias en el balotaje presidencial. Retuvo las cinco en las que había ganado en la primera vuelta y consiguió revertir el resultado en otras cuatro. Además, se acercó en Buenos Aires, donde se concentra casi el 40% del electorado.

Córdoba, la clave. En un juego matemático caprichoso, podría resumirse que la provincia mediterránea, gobernada por un peronista que fue y vino en su relación con los K, explica el triunfo de Macri. A grosso modo, allí, con más de 70 puntos, Cambiemos sacó la diferencia que obtuvo a nivel nacional. Más de 700 mil votos.

Buenos Aires, más cerca. Si bien Daniel Scioli finalmente consiguió un triunfo en el distrito que gobierna desde hace 8 años, y esto lo ayudó a evitar una debacle mayor, el líder del PRO se acercó y quedó a poco más de 2 puntos. Nada, para la provincia en la que el kirchnerismo centraba sus expectativas de victoria.

Las otras “grandes”. Como en la primera vuelta, Macri se hizo muy fuerte en los grandes centros urbanos. Y así, retuvo los distritos y amplió las diferencias en la Ciudad de Buenos Aires (64,8 a 35,2), Santa Fe (55,75 a 44,25) y Mendoza (57,55 a 42,45). Pero además, dio vuelta la elección en Entre Ríos, donde había perdido en la primera vuelta por poco y ahora obtuvo un triunfo claro (53,83 a 46,17).

No pesó la tradición PJ. Hubo otras tres provincias en las que ahora ganó Macri, con fuerte tradición peronista. Dos muy simbólicas: Jujuy (53,15 a 46,85), donde el radical Gerardo Morales ya había triunfado para gobernador el 25 de octubre; y La Rioja (56,55 a 43,45), tierra del ex presidente Carlos Menem y donde habrá mandatario peronista. La tercera fue La Pampa, distrito díscolo para Cristina Kirchner, que ahora reflejó su espíritu anti K y Cambiemos ganó por poco (50,99 a 49,01).

El voto en blanco, más abajo. Ya había experimentado una caída sintomática entre las PASO y la primera vuelta. Y ahora, el voto en blanco volvió a caer; apenas pasó el 1% de los sufragios totales, con unos 300 mil votos. Lejísimos de los más de 1,2 millón del 9/8.

Alta participación. La suma de unos 2 millones de electores había explicado en gran parte la buena performance de Macri el 25/10. La mayoría de los que fueron a votar esa vez y no habían ido en las primarias lo eligieron a él. Ayer, la participación de electores siguió siendo alta: casi 81%, similar a la primera vuelta y muy arriba que en las PASO (75%).

 

Al reconocer la derrota, Scioli defendió el modelo pero sin mención a la Rosada

Cronista

Un Daniel Scioli más Scioli que nunca apareció al final. Al reconocer la derrota, sin agravios ni términos bélicos. "La voluntad popular ha elegido nuevo presidente, el ingeniero (Mauricio) Macri, con quien me he comunicado telefónicamente", contó el ahora ex candidato presidencial del FpV a las 21.30, que desde la última campaña, catalogada de "sucia" por Cambiemos, ya no llamaba por su nombre de pila a su antiguo amigo

"Convencidos de que era lo mejor, se optó por un cambio. Dios quiera que ilumine al ingeniero Macri para que ese cambio sea superador", completó la idea el saliente gobernador bonaerense, antes de un solitario "Volveremos" se hizo oir, desde el escenario montando en el hotel NH, a metros de un Plaza de Mayo copada por la militancia K. El camporismo prefirió no entrar al VIP del cuarto piso, donde desde las 18 ya se respiraba el tradicional optimismo, fe y esperanza naranja. "Hicimos lo que pudimos, mejoramos donde teníamos que mejorar y ganamos donde teníamos que ganar", soñaban entre la tropa sciolista con revertir lo que parecía (y fue) inevitable. 

El resto del discurso de derrota estuvo en línea con su campaña y los pilares del modelo: defensa de YPF, "la tasa más baja de desempleo y desendeudamiento", entre otros. Sutil, fue su último mensaje de advertencia sobre lo que podría hacer Macri en Balcarce 50. En su círculo se imaginan, si sus vaticinios se cumplen, un Scioli regresando a los medios en unos meses, alejado de la política luego de entregar la banda a Vidal el 10D, para un despechado "Se los dije".

En los pasillos del cuarto piso comenzaron los pases de factura: que la culpa fue de Cristina Fernández de Kirchner, del oficialismo que lo dejó solo (si bien él se deskirchnerizó), del fallido candidato a gobernador Aníbal Fernández que derivó en el efecto Vidal, del PJ que lo abandonó (se vieron pocos gobernadores e intendentes en el búnker) y hasta del propio Scioli. "Cometió errores", masticaban bronca los sciolistas tardíos, en especial anticipando una paridad en su territorio (ya sin Aníbal F.) cuando una abultada diferencia de un ex bastión pejotista hubiera hecho la diferencia. "Se condenó la gestión, y él tuvo responsabilidad en no construir nada en su propio distrito", analizaban en un prólogo de los reproches que vendrán. Para todos y todas.

Ese ánimo continuó hasta que, dos horas después de llegar al hotel, habló Scioli, con un discurso de aceptación, conciliador, de defensa de lo que defendió en campaña pero sin mencionar a la Presidenta. "Nosotros somos sciolistas, no culpamos a los demás, pero seguro nos van a querer culpar a nosotros", se anticipaban. El ex candidato ingresó en auto, a diferencia de los demás dirigentes que lo hicieron caminando, obligados a enfrentar a la prensa. Pocos tenían ganas de hablar. "Ganamos La Matanza", se emocionaba Alberto Samid, sciolista con ingreso a Villa La Ñata y uno de los más duros críticos de CFK durante la campaña: acusó que cada cadena nacional le restaba 700 mil votos al candidato oficialista. 
Scioli se refugió en el piso 8. Debajo sus ministros. Su esposa, Karina Rabolini, bajó en un momento por las escaleras de servicio sonriendo, cuando los demás estaban al borde de las lágrimas. En un quinto piso casi vacío quedó para el candidato a Vicepresidente, Carlos "Chino" Zannini. El piso 12 esperó, en vano, a la Jefa de Estado. A las 20.40 subió por ascensor el Señor 5, Oscar Parrilli, de los pocos enviados de la Casa Rosada al búnker. Camporistas como el ministro de Economía, Axel Kicillof y el diputado Andrés "Cuervo" Larroque prefirieron la plaza. "Hasta el 10 de diciembre es de Cristina", explicaban algunos, mientros se coreaba "La Jefa no se va". Scioli terminó la noche caminando entre la militancia. Una despedida final.

Un Scioli abatido felicitó a Macri y agradeció a la militancia del PJ, pero no mencionó a Cristina

La Nación

"Ya está, llamalo." Eran las 21, y los datos que llegaban desde la provincia de Buenos Aires no eran los esperados. Entonces, Daniel Scioli le pidió a uno de sus colaboradores más cercanos que se comunicara con Mauricio Macri. En un breve diálogo, felicitó al candidato de Cambiemos por el triunfo y fue el tiempo de afrontar un escenario que nunca pasó por su cabeza: reconocer públicamente que fue derrotado.

"Se ha elegido un nuevo presidente, le deseo lo mejor a Macri. Deseo que el cambio sea superador", dijo Scioli, que estuvo acompañado por su esposa, Karina Rabolini; su hija Lorena -que apenas pudo contener las lágrimas-, y su compañero de fórmula, Carlos Zannini.

Derrumbado, sin explicaciones, el gobernador bonaerense se convirtió ayer en la cara visible de la derrota del kirchnerismo tras 12 años en el poder. En un breve discurso de once minutos, repasó algunos de los "logros" de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Pero en ningún momento nombró a la Presidenta, con quien se comunicó anoche y que hoy lo recibirá en Olivos

Desde temprano, pese a que el sciolismo aseguró que no pidió bocas de urna, el clima era de derrota. El interrogante era por cuánto perdería. De madrugada, con una diferencia tan ajustada (51,45% a 48,55%), los apoderados del partido, con Jorge Landau a la cabeza, avanzaban en la estrategia para exigir la apertura de urnas, sobre todo, en dos distritos: la provincia de Buenos Aires y Córdoba. El sciolismo se aferraba a un antecedente: entre el escrutinio provisorio y el definitivo de la general, Scioli sumó 300.000 votos. Esos votos, ahora, achicarían aún más la brecha.

Scioli monitoreó los números que le iban pasando los referentes en cada provincia entre el 7° y 8° piso del Hotel NH. El ambiente pasó de preocupación a desazón cerca de las 20. Recién media hora después Zannini subió por la escalera los dos pisos que lo separaban del mandatario provincial. A esa altura, ya nadie creía en que el milagro pudiera producirse. Era el cierre de una campaña en la que Scioli nunca se sintió cómodo. Razones para explicar la contundente derrota sobran: la elección de Zannini como compañero de fórmula. El empoderamiento que le dio la Presidenta a Aníbal Fernández, ungido su candidato a gobernador bonaerense, cuando todas las encuestas lo presentaban como uno de los políticos con peor imagen del país. El no de Florencio Randazzo como único postulante para suceder a Scioli en la provincia. O la campaña del miedo que desarrolló Scioli después de la elección octubre.

También se destacó en la lista el "fuego amigo" al que fue sometido Scioli. La Presidenta, ministros y aliados complotaron siempre contra su figura. Sólo en la recta final, cuando el cristinismo duro se visualizó fuera del poder, Cristina Kirchner hizo lo que Scioli le pidió: mantenerse al margen.

"Con todo lo que hicieron quedamos a dos puntos, te imaginás si el tren fantasma no nos jugaba en contra...", se lamentaban ayer por la noche en el sciolismo. Todo eso sin duda complotó contra el sueño presidencial del ex motonauta.

Pero hay otra cuestión que hasta ayer permaneció silenciada: la muerte del fiscal Alberto Nisman. El plan de Scioli era aprovechar el último verano para lanzar desde Mar del Plata su campaña. Pero también tenía pensado mostrar sus diferencias con el kirchnerismo duro. Uno de los primeros pasos fue mostrarse con la imitadora Fátima Florez -durante 2014 en el programa de Jorge Lanata había parodiado a la Presidenta- en el Espacio Clarín.

Pero la muerte de Nisman alteró el mapa político y Scioli tuvo que cerrar filas. No había espacio para matices. "Nos obligó a ocupar un espacio que queríamos evitar", confió a LA NACION un hombre de consulta del gobernador.

Durante su alocución, Scioli dio algunas pistas de lo que será su futuro (ver aparte). "Siempre voy a estar con esa vocación de servicio para ayudar a los que más lo necesitan", dijo ayer, resignado. Hubo un párrafo también para la militancia. Scioli les agradeció el respaldo y el trabajo que desarrollaron las últimas semanas. Incluso, tras el breve discurso, salió a la calle a saludar a la gente. A diferencia de las otras jornadas, sólo un gobernador estuvo a su lado, el misionero Maurice Closs.

"¡Puse lo mejor de mí!", dijo Scioli, con la sensación de que el sueño de ser presidente no sería posible.

"Se optó por un cambio. Dios quiera que se ilumine al ingeniero Macri para que ese cambio sea superador para nuestro pueblo"

"Ahora buscaré defender un proyecto de país que comenzó hace 12 años como un sueño y parecía inalcanzable"

"Gracias por el apoyo de los militantes, a los 10 millones de ciudadanos que hoy nos dieron un respaldo"

A favor

Las encuestas propias le auguraban una paliza del electorado (hasta por 14 puntos), pero anoche la desventaja terminó en torno a los tres puntos

En contra

Donde todo dependía de él y se plebiscitaba su gestión, la provincia de Buenos Aires, Scioli apenas superó a Macri: anoche obtenía una luz de poco más de 200.000 votos sobre un electorado de 11,8 millones, a los que gobernó por 8 años

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual