Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ACTUALIDAD

Tarifazo: Más consumo eléctrico. Consejos. Subsidios KW por las nubes

ENERNEWS/Diarios

Con la industria en problemas y el consumo pasando sofocones, en el Gobierno esperaban que el consumo de energía eléctrica mostrara una tendencia a la baja. Sin embargo, la demanda de luz creció un 4,9% en junio y acumula una suba interanual de 3,5%, según datos de Fundelec publicados en Clarín.

+ En Buenos Aires y el conurbano, el consumo de luz subió un 7% en junio en relación al año pasado. En estas localdiades, que operan Edesur y Edenor, las facturas estuvieron congeladas por 15 años.

+Desde febrero, se aplicó un incremento de 400%, que podía llegar a más de 600% en algunos casos. Las boletas, que antes eran de $ 54 bimestrales, traspasaron los $ 300. Sin embargo, esa suba parece no haber aplacado a los hogares.

+ La predisposición de los hogares a consumir pese a los incrementos podría dar margen al Gobierno para aplicar un nuevo aumento, a partir de 2017. El tema estará en las audiencias públicas que realizará el Poder Ejecutivo sobre los incrementos de luz y gas. En este servicio, el tema se judicializó y el sector está detenido, sin poder facturar.

+ El presidente Mauricio Macri expresó que esperaba un ahorro energético de 20% para este año, porque suponía que los mayores precios de luz y gas frenarían el consumo.

 

+ Según dio a conocer Telám, en cuanto al consumo por provincia, en junio se registraron 21 ascensos en los requerimientos eléctricos al MEM en las provincias de Salta (17%), Misiones (16%), Santiago del Estero (13%), Tucumán (12%), Corrientes (11%), Entre Ríos (8%), Formosa (8%), Jujuy (8%), Córdoba (7%), Chaco (7%), Edelap (6%), San Luis (6%), Catamarca (4%), La Rioja (3%), Santa Fe (3%) y San Juan (3%), entre otros. 

+ Seis fueron las empresas o provincias que marcaron descensos: EDES (7%), Mendoza (4%), Chubut (4%), Río Negro (3%), Santa Cruz (2%) y EDEA (1%).

+ Detalle por regiones y siempre en una comparación interanual, las variaciones fueron las siguientes: Patagonia (Chubut y Santa Cruz) el consumo registró una caída en la demanda de 3,5%; en la zona Cuyo (San Juan y Mendoza) presentó un descenso de 2,2%; Comahue (La Pampa, Río Negro y Neuquén) descendió 0,2%; BAS (todo el interior de la provincia de Buenos Aires incluyendo La Plata y sin contar Capital Federal y GBA) creció 0,6%.

+ En el Litoral (Entre Ríos y Santa Fe) la demanda de energía eléctrica manifestó una suba de 4,2%; en el área Metropolitana (Ciudad de Buenos Aires y GBA) tuvo un aumento de 6,9%; y en la región Centro (Córdoba y San Luis) aumentó la demanda respecto al año anterior porque el crecimiento fue de 7,1%.

+ En el NOA (Tucumán, Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero) presentó un ascenso de 10,1%; y NEA (Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones) registró una suba de 10,8%.

+ Detalle de las distribuidoras de jurisdicción nacional (Capital y GBA) que totalizaron un ascenso conjunto de 6,9%, los registros de Cammesa indican que Edenor tuvo una alza de 7,4%, mientras que en Edesur la demanda al MEM ascendió 6,1%. En tanto, en el resto del MEM el crecimiento fue de 4%. 

Un consultor del sector energético,  de contacto frecuente con las empresas, entiende que la mayor demanda viene por el lado de los hogares. Según sus datos preliminares, la demanda industrial de luz registró una caída fuerte, mientras que los hogares hicieron lo contrario.

"Hay una gran tendencia a seguir electrificando la vida cotidiana", dice Gerardo Rabinovich, vicepresidente del IAE General Mosconi y uno de los mayores expertos en la materia. "También habría que ver con el traspaso de gas a luz. Hay una percepción sobre la suba del gas, que llevó a los hogares a volcarse por la luz", completa.

En los últimos años, en la ciudad de Buenos Aires también proliferaron los edificios que son solo eléctricos. Esto fue para evitar los recurrentes problemas con las distribuidoras de gas, que hoy tienen paralizados decenas de torres de departamentos por fugas de gas.  Pero no existe un estudio sobre el impacto de esas modificaciones en las construcciones residenciales.

El país importó un 3% de su energía eléctrica. La dependencia extranjera en este segmento es mucho menor que en gas. En invierno, un 40% del gas que se requiere viene de importaciones. El Gobierno esperaba que la baja de la demanda que acompañaría la suba tarifaria implicaría menos importaciones de energía y, por tanto, un alivio sobre el saldo comercial y el déficit fiscal.

Aunque los aumentos de luz se registraron en todo el país, en Buenos Aires y el conurbano las tarifas se multiplicaron entre 5 y 7 veces, porque ese era el nivel de retraso en relación al interior.

Las distribuidoras de Buenos Aires cobraron $ 37 (por un consumo de 500 kWh) por bimestre sin impuestos, mientras que en el interior se iba de $ 80 a $ 275, con un promedio de $ 177.  Para una boleta de 750 kWh por bimestre, en Buenos Aires se pagaba $53, mientras que en el resto del país variaba entre $130 y $388 (promedio $259), en 2015.

Cuáles son los consejos para ahorrar luz y gas en la semana más fría del año?

Diarios

Tras la subida de la tarifa del gas, el ahorro de energía es el factor clave que el presidente, Mauricio Macri, recomienda a los argentinos para no consumir más de la cuenta tras registrarse altos niveles de consumo por persona.

 Con dichos aumentos, los consorcios de los edificios de la Ciudad de Buenos Aires decidieron llevar a cabo unos cambios que permitan reducir el consumo de energía y paliar así la subida de precios. Por ello se han elaborado cuatro consejos para gastar menos energía en el hogar durante la que va a ser la semana más fría del año, según recoge el medio 'La Nación'.

1. No tener nada enchufado mientras no se usa

Desenchufar todos los equipos eléctricos mientras no se usen ya que aunque se encuentren apagados siguen consumiendo energía, lo que puede significar un 10 por ciento de gasto extra en la factura de la luz.

2. Descongelar antes

Descongelar el congelador antes de que la capa de hielo alcance los 3 milímetros de espesor puede ahorrar hasta un 30 por ciento de energía. Por otra parte, en lo que respecta a la compra de un refrigerador, se recomienda optar por equipos No Frost.

3. Mejor tener aire acondicionado

El aire acondicionado de frío-calor de clase de eficiencia A/A consume cuatro veces menos que una estufa de tiro balanceado además de emitir menos gases de efecto invernadero.

4. Acondicionar hasta 20º

Utilizando el aire acondicionado en modo calor se recomienda no aumentar la temperatura por encima de los 20 grados, ya que cada grado en aumento representa un 7 por ciento más de consumo energético.

El Estado todavía subsidia el 65% del costo de la luz

CLARÍN

MARTÍN BIEDEGARAY

Aunque las boletas se multiplicaron entre 5 y 7 veces con respecto a 2015, la mayoría de los porteños y bonaerenses digirió mejor el aumento en la luz que en el gas. En el servicio eléctrico, el Estado nacional sigue subsidiando un 65% del costo de generación, mientras que los consumidores pagan un tercio de lo que cuesta obtener luz.

En cambio, con el gas se buscó que los hogares abonen hasta un 85% de los costos. Así, el Poder Ejecutivo buscaba reducir los subsidios a la energía, que llegaron a $ 140.000 millones en 2015. El Gobierno retrocedió en la aplicación de ese cuadro tarifario, y ahora calcula que los consumidores solventarán hasta un 70% de los costos. Pero antes necesita superar los escollos judiciales. La Cámara Federal de La Plata confirmó la semana pasada que no se puede aumentar el servicio, aún con tope de 400% en los importes de las facturas.

Entre los especialistas hay coincidencia en que el aumento de luz fue mejor instrumentado que el de gas. Para entender la dimensión de la crisis en la electricidad, miles de hogares pasaron los últimos veranos con interrupción del suministro. Eso los predispuso, de alguna manera, a aceptar cierto sinceramiento tarifario.

De $ 992 que cuesta generar un megavatio (MWh), los usuarios están pagando casi un tercio ($ 320). El Gobierno quiere implementar otro aumento en 2017. Pasará antes por audiencia pública. Las distribuidoras ya pusieron un marcha un plan de obras y hay expectativa en que se experimente una mejora el próximo verano. En el Poder Ejecutivo creen que tendrán evidencia para poder justificar un incremento en la temporada estival de 2017.

En el gas, la situación es diferente. El presidente Mauricio Macri decidió que los hogares e industrias reparen la mayor parte de un sistema quebrado. "En su hipótesis de máxima, el aumento pasaba", comenta un funcionario, en reserva. El primer cuadro tarifario del ministerio de Energía -que ya sufrió dos correcciones- estaba destinado a generar ingresos como para pagar un 85% de lo que cuesta el gas. El país importa de Bolivia, Chile y buques regasificadores. En 2015, fueron cerca de US$ 4.000 millones.

Macri quiso mandarle una señal a los productores de gas para que inviertan rápido en el país, a sabiendas que recibirían un buen precio por ese fluido. El presidente supuso que, con la promesa de rentabilidad, lograría revertir la caída de producción, de 26% en la última década.

Pero los errores del aumento lo complicaron todo. Los nuevos importes de gas quedaron trabados, a la espera de un salvoconducto judicial en los proximos días. "Son un enchastre, no se entienden y hasta premian a los grandes consumidores", dicen en el sector. Aún así, el ministro Juan José Aranguren aseguró que espera cubrir un 70% del "costo de remuneración".

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual