MINERAS

Luksic (Amsa) pide más apoyo del Estado. Los avances en Pelambres y Centinela. Ministros y permisos

MINING PRESS/Diarios

Presidente de Antofagasta plc lamentó que la minería esté “siempre en tela de juicio”. En entrevista a Veta, la revista institucional, proyectó mejores perspectivas para el cobre en 2017.

Resaltar la importancia del negocio minero para el desarrollo del país es uno de los objetivos que a juicio de Jean-Paul Luksic, presidente del directorio de Antofagasta plc, debe plantearse el sector. Así lo dejó de manifiesto en una entrevista realizada para la edición de diciembre de Veta, la revista institucional del brazo minero del grupo Luksic, Antofagasta Minerals.

Luksic destacó el rol de la minería en el país, a la que calificó como “la única industria en que Chile realmente es el jugador más importante”, subrayando que genera entre US$ 35 mil y US$ 40 mil millones en ventas, de los cuáles “entre un 70% y 80% se queda en la economía chilena porque se emplea para pagar a trabajadores, en contratos de servicios, compras de bienes, inversiones y otras actividades que generan beneficios para nuestro país y sus habitantes”, sostuvo.

En ese plano, lamentó que el sector esté “siempre en tela de juicio” y si bien reconoció que por ese motivo “tenemos que comunicar mejor la forma cómo contribuimos a Chile”, Luksic apuntó directamente también al rol del sector público, del que pidió una mayor colaboración.

“En cuanto al Estado, Nos gustaría ver un apoyo más general y decidido”, dijo y agregó que si bien “es cierto que el hacer minería tiene ciertos impactos en el medio ambiente y en las comunidades”, destacó que éstos “se deben mitigar y compensar”, porque “no hay duda que es tremendamente beneficioso para Chile”.

 

Mejor precio del cobre

El presidente de Antofagasta plc sí se mostró más optimista respecto de las perspectivas para el precio del cobre. Luksic calificó como “un poco inesperado”, el alza que experimentó el precio del cobre durante los últimos meses del 2016.

Respecto de los factores que explican esta alza, apuntó a cambios en algunos de los fundamentos del mercado, como por ejemplo, mayor dinamismo en la demanda china, “que se está acelerando”, afirmó.

“Hay un cambio fuerte en las expectativas que nos permite pensar que en 2017 vamos a tener un precio levemente mejor que el que hemos visto en 2016”, dijo Luksic.

Añadió que si a esta alza se suma el trabajo que ha realizado el grupo en todas sus operaciones mineras en materia de competitividad y eficiencia, “podríamos tener una combinación muy virtuosa y positiva”, si bien precisó que el grupo no debe “bajar la guardia”.

Respecto de un eventual impacto en el precio del metal tras el triunfo de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos y sus anuncios de mayores inversiones en infraestructura, Luksic detalló que ello también estará supeditado a la rapidez en la entrega de permisos, “que pueden avanzar más lento de lo que a uno le gustaría y retrasar por tanto la inversión anunciada”. Por ello indició que “el impacto que puede tener este plan sobre nuestra industria va a depender de qué tanto pueden acelerar los permisos”.

Al respecto, el pasado 15 de diciembre, el Servicio Forestal y la Oficina de Administración de Tierras de los Estados Unidos negaron a Twim Metals, filial de Antofagasta Minerals, la renovación de dos concesiones mineras en el estado de Minnesota.

Operaciones

El empresario dijo en la entrevista que su mayor satisfacción dentro del negocio minero fue “el proceso de llevar a Los Pelambres desde la pequeña-mediana minería a la gran minería”.

Consultado por las acciones más destacadas realizadas por Antofagasta Minerals en los últimos años, Jean-Paul Luksic destacó la compra de Zaldívar. “Fue un hito histórico”, dijo respecto de la operación. Agregó que desde hace un tiempo que el grupo buscaba hacer una compra estratégica de un activo, pero por distintas razones las operaciones fallaban. Sin embargo, afirmó que la principal tarea pendiente que mantiene la compañía es la internacionalización, “entendida como contar con una operación relevante fuera de Chile”. Luksic señaló que si bien existe esta deuda “tampoco hay que desesperarse, no hay que apurarse”.

El presidente del directorio de Antofagasta plc también recordó a su fallecido padre, Andrónico Luksic Abaroa, y sostuvo que “estaría tremendamente orgulloso” si pudiera constatar la relevancia que adquirió la compañía para la actividad minera en el país.

“Estaría (…) feliz de poder alcanzar su sueño de estar en las grandes ligas de la minería, en la gran minería, con operaciones de clase mundial que nos enorgullecen a todos”, sostuvo, y destacó que “esto también conlleva una responsabilidad para los que seguimos y tratamos de que esto resulte lo mejor posible”, indicó La Tercera.

CENTINELA ENTRA EN TRAMITACIÓN AMBIENTAL

 El brazo minero del grupo Luksic tiene una cartera de proyectos de casi US$6.000 millones. Entre ellos, Antofagasta Minerals ingresó a tramitación ambiental la optimización del depósito de relaves de Minera Centinela, iniciativa que involucra una inversión de US$460 millones.

Este proyecto complementa la iniciativa más costosa de la compañía llamada "Desarrollo Minera Centinela", que considera US$4.350 millones para la explotación de los rajos Esperanza Sur y Encuentro, ubicados en la comuna de Sierra Gorda, y que ya obtuvo su licencia ambiental en diciembre del año pasado.

"Minera Centinela fue la primera compañía en el mundo en implementar la tecnología de relaves espesos a gran escala. Tras seis años de operación, este proyecto tiene como objetivo principal optimizar el depósito de relaves espesados, en cuanto a parámetros y características operacionales. Lo anterior, tomando en cuenta el desarrollo progresivo de los procesos de espesamiento, distribución y depositación de relaves espesados, que se ha generado desde la puesta en marcha de la compañía", afirma Antofagasta Minerals. Según su Declaración de Impacto Ambiental (DIA), el nuevo tranque tendrá una vida útil de 17 años y podría comenzar a construirse en julio de este año si logra su permiso.

El proyecto minero Centinela va por otro carril en su tramitación ambiental, y está aguardando esta licencia para que su directorio pueda darle el visto bueno en el primer semestre del 2018 al inicio de su construcción.

El avance de CENTINELA


1.200 kilómetros al sur de Centinela, el brazo minero del grupo Luksic avanza en la tramitación ambiental de su segundo proyecto más costoso: la expansión de Minera Pelambres, iniciativa que involucra una inversión de US$1.100 millones. Este busca reforzar la capacidad de procesamiento de mineral mediante la instalación de una nueva línea de molienda, una nueva línea de flotación en la planta Piuquenes en la comuna de Salamanca y una planta desalinizadora en la comuna de Los Vilos.

"Infraestructura Complementaria", como es conocido oficialmente en la minera, deberá responder una serie de observaciones realizadas en el proceso de consulta ciudadana que culminó a fines del año pasado.

En un documento enviado a la minera por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), organismo coordinador de la consulta ciudadana, se solicita entregar más detalles sobre su planta desalinizadora, particularmente sobre el funcionamiento de su "sistema de captación de agua de mar".

"Dado que la zona está catalogada como de escasez hídrica, se solicita determinar el consumo de agua potable de mar y descarga de agua de rechazo (salmuera). En tal contexto se solicita entregar los cálculos realizados en la estimación de consumo", apunta el documento.

Otra especificación que deberá realizar el proyecto será la determinación y juisitificación del área de influencia del proyecto en su espacio marítimo, principalmente para identificar eventuales efectos en la pesca artesanal. Otro detalle que solicita la comunidad es que se especifique los posibles efectos de la planta desaladora en la flora y fauna, particularmente en recursos como el loco, erizo rojo y huiro negro.  Este proyecto se pretende llevar al directorio a fines del 2017, según informó La Segunda.

Proyectos mineros inician 2017 con movimiento de permisos

PULSO

El 24 de enero, la primera sesión del Comité de Ministros abordará las reclamaciones de RT Sulfuros, mientras que Antofagasta Minerals ingresó un proyecto para Centinela.

Este año partió con bastante acción para la minería chilena, particularmente respecto a la llamada “permisología” necesaria para concretar los proyectos de expansión.

Y es que la primera sesión del Comité de Ministros de este año, citada para el próximo martes 24 de enero, estará abocada a abordar el recurso de reclamación interpuesta en marzo pasado por la asociación de los gremios de agricultores de Calama (ASAC) contra el proyecto de US$5.400 millones de la estatal Codelco, RT Sulfuros.

La mega iniciativa minera fue aprobada ambientalmente en enero pasado y es parte de la cartera de proyectos estructurales de Codelco. Su objetivo es darle continuidad a la división Radomiro Tomic, a través de la explotación y procesamiento de mineral sulfurado.

Sin embargo, dos meses después de su aprobación agricultores de la zona presentaron un recurso de reclamación, solicitando que se revoque la resolución que calificó favorablemente el proyecto, acusando que la empresa no se habría hecho cargo o pronunciado respecto a las observaciones realizadas por la organización.

Ante esto, Codelco descartó las alegaciones indicando  que durante la tramitación ambiental del proyecto se cumplió cabalmente con la normativa vigente.

En la otra vereda, la minera ligada al Grupo Luksic, Antofagasta Minerals, ingresó un proyecto destinado a optimizar su depósito de relaves espesados de Minera Centinela. Según indica el documento enviado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), dicha iniciativa contempla una inversión de unos US$460 millones y complementa su proyecto Desarrollo Minera Centinela.

“La ampliación de la superficie del depósito de relaves existente implica un incremento del área de intervención ambientalmente aprobada en el marco del EIA del Proyecto Esperanza, modificando por tanto el área de influencia respecto a ciertos componentes ambientales, lo cual será objeto de especial análisis en la presente declaración. Asimismo, trae como consecuencia la reubicación de ciertas instalaciones de servicio a la faena que se encuentran en el entorno del depósito”, se indica.

Adicionalmente, en lo que va del año también se han ingresado otros proyectos menores de exploración, como el enviado por Minera Mandalay para prospecciones en Challacollo por unos US$3,3 millones y la presentación de minera Milagro de Altos Punitaqui, con una tasa de extracción promedio de 18.333 toneladas por mes.

Volver a la Home
 

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual