MINERÍA

¿La minera chilena repuntará en 2018? Los proyectos

Nuevos proyectos: aún falta para una verdadera reactivación

MINING PRESS/Pulso

El monto total de iniciativas de explotación minera bajó de US$16 mil millones a US$ 14 mil millones en 2017.

Esta cifra se explica, fundamentalmente, por la entrada en operación de la planta de desalinización de Escondida.

Al realizar una comparación del catastro de proyectos de inversión del Consejo Minero de diciembre de 2016 con la última cifra disponible, de junio de 2017, se revela que el monto total de iniciativas en ejecución bajó de US$16 mil millones a US$14 mil millones en el período, mientras que por otra parte el monto total de operaciones en evaluación subió de US$36 mil millones a US$42 mil millones.

Desde el sector explican que la baja en los proyectos de inversión se justifica por la entrada en operación de la planta de desalinización de Escondida, pero que el incremento de las iniciativas en evaluación tiene que ver con “la inclusión del proyecto Desarrollo Futuro de Andina, por US$2.900 millones y Minerales Primarios de Spence, por US$3.300 millones”, señala Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero.

Si bien el aumento del monto de proyectos en evaluación es mayor a la baja de los que están en ejecución, y por lo tanto es una buena noticia para el sector, todavía es prematuro hablar de una reactivación de la inversión minera: “La razón es que los proyectos en evaluación son inciertos al no contar aún con la decisión de ser ejecutados. Adicionalmente, los proyectos en evaluación que vemos incorporados al catastro no son nuevos, sino optimizaciones o extensiones de faenas existentes y ya eran conocidos”, añade Villarino.

Una opinión similar tiene Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining. Según el especialista, debido a la intensidad que tuvieron los altos y bajos de las últimas dos décadas, “la cautela será la máxima a seguir en la toma de decisiones de las compañías mineras en los próximos años. Para esto, será necesario que se consolide un escenario de alza sostenida en los precios así como un panorama regulatorio más consistente, tanto en Chile como en otros países del mundo. Por eso, este y el próximo año veremos un paulatino retorno a un modo de crecimiento, especialmente en cuanto a preparación para una fase de expansión”. 

Por otro lado, -dice Guajardo- una mejor perspectiva de mercado sin duda es relevante en las perspectivas de la industria minera, especialmente porque la minería es cíclica. “Así como el último ciclo descendente se extendió entre 2011 y probablemente a fines de 2016, la expectativa de que el nuevo ciclo de alza esté comenzando ahora ayudará a que las decisiones de la industria comiencen a ser favorables, especialmente en inversión”.

A pesar de que los especialistas ven en el alza del precio del cobre una noticia alentadora, “el factor precio no es el único que determina la toma de decisiones en minería. Cada vez es más trascendente el aspecto regulatorio, permisos, judicialización, etc”, advierte Guajardo. 

Los proyectos

Uno de esos proyectos es el llevado a cabo por Codelco en Chuquicamata Subterránea y el Nuevo Nivel Mina El Teniente, iniciativas que tienen un costo de US$5 mil millones y US$4.900 millones, respectivamente. A eso se suma el Desarrollo Futuro Andina por US$2.900 millones.

“Nuestros principales proyectos de inversión son aquellos que llamamos proyectos estructurales y tienen que ver con la transformación necesaria para asegurar el futuro de la empresa, con el fin de compensar el natural deterioro de las leyes del mineral de los actuales yacimientos, incrementar la productividad y añadir nueva producción para mantener nuestro liderazgo en la industria mundial de cobre”, explican desde Codelco.

Pero eso no es todo. Desde la cuprífera estatal aseguran que están invirtiendo en una cartera de estudios y proyectos divisionales, los que deben realizarse anualmente para mantener los activos operando, dar cumplimiento a normativas ambientales y contar con los estándares adecuados para mejorar la competitividad a largo plazo.

Del mismo modo, también se han tenido que realizar importantes inversiones para dar cumplimiento a la nueva norma de emisión para fundiciones de cobre, lo que implica la optimización de los niveles de tratamiento en plantas concentradoras, incorporar nuevas perforadoras de apoyo y excavadoras, además de la instalación de sensores de última generación, que hacen más seguras las faenas de extracción y que ayudan a potenciar el funcionamiento de la nueva Planta Recuperadora de Metales, la que fue recientemente construida en Mejillones

“Para el quinquenio 2016 – 2020 habremos destinado US$18.000 millones a nuestra cartera de inversiones. Los estudios preinversionales y proyectos implicaron en 2016 una inversión que alcanzó los US$2.738 millones, de los cuales alrededor de US$1.183 millones corresponden a proyectos de desarrollo”, destacaron desde la cuprífera.

En tanto, el jueves BHP Billiton anunció el visto bueno para la expansión de la mina Spence en Chile, proyecto que tiene un costo de US$2.460 millones y que agregará 185.000 toneladas de producción de cobre y 4.000 toneladas de molibdeno al año a partir de 2021, lo que aumentará la vida operativa de la zona de extracción en más de 50 años. “El proyecto amplía significativamente la vida de nuestra mina Spence y libera el potencial del gran recurso de calidad”, dijo el máximo ejecutivo de BHP Billiton, Andrew Mackenzie.

Un proyecto que podría ver la luz en los próximos años es Sulfuros Fase II en la División Radomiro Tomic, iniciativa que está en etapa de optimización de caso de negocios y se proyecta para 2024.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual