Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

MERCADOS

Experto: Es hora de regular el mercado del litio.

MINING PRESS

David Fickling se pregunta por qué no se ha regulado el "oligopolio emergente" del elemento clave para las baterías. "¿Por qué estamos tan relajados sobre un oligopolio emergente en el elemento clave para la fabricación de baterías?" se pregunta, en una columna publicada en Bloomberg, el periodista David Fickling.

Ficklingl, quien también ha trabajado para Financial Times, tituló el texto: "Es hora de regular el cartel del litio". En ella, se refirió a la reciente entrada de la china Tianqi a la propiedad de SQM.

A continuación el texto completo:

Es hora de regular el cartel del litio Al mundo no le gusta que sus materias primas esenciales sean controladas por un grupo pequeño de productores.

Cuando los miembros árabes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidieron recortar sus exportaciones de crudo en respuesta a la entrada de EEUU en la guerra árabe-israelí de 1973, la situación fue caracterizada como una crisis global.

Menos de un año después de que BHP Billiton anunció planes de fusionar sus operaciones de hierro con las de Rio Tinto en 2009, la propuesta fracasó en medio de las expectativas de que reguladores en Europa y Asia se opusieran al acuerdo por temas anti-monopolio.

Entonces, ¿por qué hay tan poco ruido sobre el oligopolio emergente en uno de los elementos más influyentes de la tabla periódica: el litio? Tianqi Lithium pagará US$ 4.100 millones para comprar el 24% de participación de Nutrien en la chilena SQM, en un acuerdo que unirá al productor número uno del metal para baterías con el número cuatro del mundo.

 La transacción, en teoría, podría dar a Tianqi la mitad de los asientos en el directorio, aunque otros grandes accionistas que han protegido sus intereses históricamente se han opuesto a ello. Así se estructura actualmente el mercado de carbonato de litio: Albermale, de Carolina del Norte, es el líder del mercado, con una participación de 18%, seguida de Jiangxi Ganfeng, con 17%; SQM, con 14%; y Tianqi con 12%. Otros actores tienen cerca de 39% restante, entre los cuales el mayor es FMC, que pronto venderá acciones al mejor postor en una oferta pública inicial.

 En algunas maneras, esta imagen subestima cuán conectados están estos actores. El mayor depósito unitario es un negocio compartido entre Albermale y Tianqi: la mina Greenbushes, en Australia, que por sí sola representó el 35% de la oferta global de carbonato de litio el año pasado. El otro gran depósito de Albermale está en Atacama, junto a los yacimientos de SQM en Chile.

Encima de ello, Ganfeng y Tianqi, que técnicamente son empresas privadas independientes, son compañías estratégicamente importantes que operan en la China de 2018. El presidente de Tianqi, Jiang Weiping, es un delegado del Congreso Popular de China, según el último reporte anual de la empresa.

Ganfeng, Li Liangbin, ha sido un miembro del comité del partido en la ciudad de Xinyu, donde la empresa tiene su sede. Es difícil imaginar que estas empresas se mantengan inmunes a la influencia de Beijing, en momentos en que China está intentando convertirse en el centro de la industria global de vehículos eléctricos, en medio de tensiones comerciales internacionales.

De seguro, la forma del mercado cambiará dramáticamente, con la producción de carbonato de litio en vías a subir desde las 228 mil toneladas métricas en 2017 hasta 574 mil en 2022. Pero debido a los mayores márgenes que disfrutan los actores actuales con los precios actuales y sus ambiciosos programas de expansión de capacidad, los grandes productores probablemente capturarán la mayor parte del crecimiento de la oferta en los próximos años, según el analista de Bloomberg Christopher Perella.

El mapa del oligopolio también es indefinido. Tianqi sólo tiene una participación de minoría en SQM; sólo está conectada con Albermale a través de una jointventure que representa poco menos d ela mitad de la producción de Albermale y Beijing no tiene control formal sobre las empresas chinas, ya sean Tianqi o Ganfeng. Aún así, los reguladores del mundo deberían alzarse y darse cuenta de lo que está ocurriendo. Los que han manifestado preocupación recientemente sobre el control de Beijing sobre los elementos escasos y el tungsteno -par ano mencionar los recientes aranceles sobre el acero y el aluminio, justificados por temas de defensa nacional- parecen estar dormidos al volante.

Si las esperanzas de un mercado libre en el litio dependen del resultado de reuniones de directorio en Santiago, decisiones en Carolina del Norte y la voluntad de ejecutivos chinos para resistir a la presión de Beijing, entonces son débiles. 

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual