Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Perú

(Opinión) De la International Petroleum Company a Petróleos del Perú

De la International Petroleum Company a Petróleos del Perú

(El Regional de Piura, 12/5)
Ricaldi Ramírez Ruiz (*)

Dos conceptos previos a la comparación, son necesarios: primero, si el presente comentario se hubiera efectuado en los tiempos egregios de la Toma de Talara, en 1968, tal vez habría sido tildado de antipatriótico; y segundo, que no constituye la versión de un pensamiento entreguista, ni pueril.

La International Petroleum Company – IPCº, constituye la transnacional más poderosa, que inició actividades petroleras en el Perú. Activó esa función por espacio de 53 años, desde 1915 hasta 1968. Fue expulsada por decisión del Gobierno de la Fuerza Armada, comandada por el General E.P. Juan Velasco Alvarado acusándola del incumplimiento de pagos de tributos al Estado peruano. Esa empresa sostenía como argumento de respaldo, un Laudo Arbitral de París, que la protegía de los pagos demandados.

La similitud que motiva el presente tema, tiene como objetivo, precisar diferencias de aportes cualitativos y cuantitativos, de una y otra empresa; en funciones de aporte de capital, responsabilidad social, desarrollo en la actividad industrial y otros.

Es pertinente precisar que la IPCº exploró y explotó los recursos en épocas de gran bonanza. Logró integrar una empresa que reservó para sí actividades de extracción, conducción, refinación, distribución, comercialización y exportación de productos. Además, instaló, en todo el país, plantas de ventas y grifos. Construyo dos muelles en el Puerto de Talara y compró barcos para la distribución de los combustibles a todo el país; paradójicamente, hoy en manos chilenas.

Petróleos del Perú, fundada en 1969, a pesar que heredó en toda su extensión los beneficios de una actividad integrada, tiene la disculpa que hoy sólo opera con la Refinería de Talara por la infeliz y antihistórica decisión de la dictadura Fujimorista que provocó su privatización. Desde entonces, las reservas petroleras son manejadas por las transnacionales que le revenden al país, a precio internacional de US $ 110 el barril que cuesta producirlo aproximadamente sólo US $ 20 incluido regalías.

Existen otras disculpas y consideraciones históricas a favor de Petróleos del Perú – Petroperú que atenúan sus responsabilidades. Mutilada por efectos de la privatización, se le privó de operar la exploración de los crudos; trasladándose -de esta manera- a manos de empresas transnacionales como Pérez Companc, Petrobras, Petrotech, entre otras.

Sin embargo, de lo que no se podrá disculpar a Petróleos del Perú es que convirtiéndose en la heredera universal de la IPCº, no conserva mucho del gran patrimonio. La IPCº dejó Mil viviendas que hoy pertenecen a los trabajadores. Dotó de servicios de agua, gas y energía eléctrica -todo gratuito- hasta los domicilios de cada trabajador.

Construyó infraestructuras escolares y facilitó educación gratuita con aporte de útiles escolares. Se construyó en el sector de Portachuelo (Miramar) una Planta de agua potable. En el sector de Verdún se instaló una Planta Eléctrica que abastecía la necesidad industrial y de toda la ciudad.

La administración de la IPCº dejó a la ciudad de Talara con pistas, hospitales, estadio, mercado; esto y mucho más, como el suministro de gas por red de ductos a toda la población. Todo conquistado con el esfuerzo del trabajador petrolero. Lamentablemente y vagan verdades, estas conquistas desaparecieron con Petróleos del Perú, sin percibir nadie compensación alguna. ¡Los derechos se conquistan y no se conculcan!

Como consecuencia de esta pérdida social, la capital petrolera del país, se enclaustró en un receso causante de irreversibles consecuencias. Petróleos del Perú dejó de ser aportante de beneficios que los conquistó Talara con toda legalidad. Era la versión de un canon por sus invalorables aportes.

Desde entonces, los servicios de agua, energía y gas, hoy son obligaciones directas de los bolsillos del pueblo; y desde entonces Petroperú se liberó de su Responsabilidad Social Empresarial. Ni siquiera su deuda tributaria, al Gobierno Municipal, desea reconocer de buena voluntad. ¡No es entonces, Petroperú, la empresa que reflexiona en su Responsabilidad Histórica!

 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

Mining Press es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual